Crónicas

  • Donación de la Embajada de la República Federal de Alemania

Resumen

Abstract

La Biblioteca de la Facultad de Ciencias jurídicas y Sociales recibió con fecha 7 de diciembre del presente año una valiosa donación de diversas obras de Derecho Penal que la Embajada de la República Federal de Alemania hizo entrega a esta corporación por intermedio del señor Encargado de Negocios. El acto se llevó a cabo en la Sala de la Facultad, con asistencia del señor Decano, Profesores, Director y miembros del Seminario de Derecho Penal y Medicina Legal, aparte de diversos alumnos invitados a la ceremonia de entrega. A nombre de la corporación hizo uso de la palabra el señor Luis Cousiño Mac-Iver, Secretario de la Facultad, y a nombre de la Embajada de la República Federal de Alemania el Encargado de Negocios, señor Dr. Rudolf Spang.

 

Don Rudolf Spang:

 

'Señor Decano, Señor Director, Señores:

Es, ciertamente, prueba de especial interés y estimación el hecho de que el representante de la Embajada de Alemania deba entregar por segunda vez en el transcurso de un año una colección de libros científicos sobre Derecho Penal alemán a una Institución chilena. En diciembre del año pasado hice entrega de un donativo al Instituto de Ciencias Penales con motivo de la solemne inauguración de sus nuevas y hermosas salas. Hoy recibe el donativo -enriquecido con obras sobre Filosofía del Derecho- el Seminario de Derecho Penal de la Universidad de Chile.

Procede la iniciativa de la donación de hoy del Director del Seminario, profesor don Alvaro Bunster, cuya ausencia tanto lamentan en Chile los amantes de la cultura y quien nos expresó que la labor científica del Seminario de Derecho Penal quedaría considerablemente estimulada con esta aportación. Literalmente nos dice en su carta: 'Ninguna investigación que se realice en estas disciplinas puede prescindir del pensamiento alemán, que sigue siendo su fuente más original y fecunda'.

La Comunidad Alemana para la Investigación, a la que se transmitió el ruego, no podía permanecer indiferente ante semejantes palabras en boca de un chileno, y apartándose de las normas que rigen para los donativos, otorgó lo solicitado en su plena totalidad. Se indicó que con este donativo recibe la Universidad de Chile un completo y fundamental equipo de literatura alemana de Derecho Penal y Filosofía del Derecho.

Se habla hoy tanto y en tantas ocasiones de las relaciones de amistad entre los pueblos y yo creo que apenas se podrá concebir mejor prueba de amistad semejante que la auténtica voluntad de colaboración en el terreno científico, sobre todo cuando esta colaboración, como en el presente caso, aparece vinculada a relaciones personales cada día más hondas. En nombre del Embajador, ausente aquí por enfermedad, hago, pues, entrega al Seminario de Derecho Penal de la Universidad de Chile, de este donativo, como desinteresada contribución a una común tarea al servicio del derecho y como signo de recíproca amistad entre el pueblo alemán y el chileno, que, de ello estoy seguro, lo mismo que en el pasado ocurrió traerá en el futuro rico y abundante fruto'.

 

Don Luis Cousiño:

 

'Señor Encargado de Negocios, Señor Decano, Señores Profesores:

La biblioteca de la Facultad se enriquece, hoy día, -merced a la generosa donación de la Embajada de la República Federal de Alemania- con un conjunto de valiosas obras fundamentales de Derecho Penal, de Filosofía del Derecho y de Criminología, que se encontraban ausentes de sus índices, por la falta de una política de investigación en las fuentes germánicas del derecho. Esto es explicable por variadas razones, como ser la circunstancia de que nuestra ciencia jurídica ha recibido siempre la influencia directa de España, de Francia y de Italia, a través de sus legislaciones, de los Tratados de sus juristas y de la jurisprudencia de sus tribunales superiores. Además, es motivo importante de esta falta de vinculación jurídico-cultural la poca difusión en nuestro medio, especialmente de los estudiosos, del idioma alemán, a pesar del interés que, otrora, a fines del siglo pasado y comienzos del presente, despertaron los maestros que llegaron a nuestro país a organizar la enseñanza secundaria.

Empero, los tiempos han cambiado con excesiva rapidez, y el mundo entero, especialmente los hombres de derecho, comprenden que hay otras corrientes de pensamiento filosófico y jurídico, que tienen su más rico venero en la literatura alemana, de la cual no puede prescindirse cuando se investiga seriamente en estas ciencias que se nutren de experiencias y conocimientos ético-sociales. Esto ya lo habían descubierto, hace más de un siglo, los juristas italianos y españoles. Especialmente en la madre patria abrió profundo surco un filósofo alemán -Kraus- casi desconocido en su patria, pero que creó una corriente de pensamiento -el krausismo- que atrajo hacia Alemania a los jóvenes estudiosos a nutrir sus conocimientos en las clásicas universidades tudescas. Debido a esto, hoy en día la literatura jurídica italiana y española recurren ordinariamente a la cita docta de fuente alemana, de la cual no pueden prescindir, no por razones de simple erudición sino por requerimientos esenciales del desarrollo del discurso.

Nosotros en Latinoamérica llegamos, con algo de retraso, a comprobar la necesidad de completar nuestra formación filosófica y jurídica con el aporte de esta corriente del pensamiento universal y es así como, en la nueva estructuración de los planes de estudio de la Facultad de Ciencias jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile, se contempla todo un nuevo sistema de enseñanza e investigación del derecho, con un horario completo de trabajo en que se combina la clase magistral con la docencia activa, en efectiva unión entre alumnos y profesores, tras la búsqueda de una meta común, todo ello siguiendo los métodos que se aplican tradicionalmente en las Universidades de Alemania.

Nuestros propósitos han sido, y son, los de estrechar siempre más los vínculos entre los estudiosos chilenos y los profesores alemanes. Por lo que respecta al Derecho Penal, en que este acercamiento es una ineludible necesidad, ya contamos, felizmente, con jóvenes profesores que han podido completar sus estudios en Bonn y en Münich. Pero, deseamos que se establezca una incontinuada corriente, en tal forma que, en el futuro, los estudiantes de hoy puedan seguir sus huellas, para preparar así a los juristas de mañana. Nos complace íntimamente el decir que hemos encontrado la más amplia comprensión y acogida de parte de la Embajada de la República Federal de Alemania, en forma que es posible decir que ya es una realidad lo que, hasta hace poco, era casi una utopía.

Por ahora, tenemos ante nuestra vista, un conjunto de cerca de cien títulos de libros alemanes, cuyo contenido tan sólo nos era conocido por citas y ajenas referencias y, en muy raras ocasiones, por discutibles traducciones al castellano a otras lenguas latinas. De su manejo por profesores y estudiantes, auguramos los más beneficiosos resultados, pues nos ponen en contacto con el pensamiento clásico, con la técnica jurídico-penal tradicional y con las más modernas corrientes, dogmáticas y teóricas, que han imperado e imperan en las aulas de la Europa central.

No sería fácil tarea el resumir lo que estos libros significan. Muchos de ellos son reediciones, mediante procedimientos fotostáticos a otros sistemas de reproducciones foto-mecánicas, de obras que han adquirido celebridad. Evidentemente, es la manera de llegar a la fuente prístina con certeza de que no hay extravíos o errores, incluso en su letra gótica original. De esta manera, contamos ahora, entre otras obras de indiscutido valor:

Thomasius. Fundamentus iuris naturae et gentium. Año 1718. Hegel. Grundlinien der Philosophie des Rechts. Edición, 1833. Rosenzweig, fallecido en 1806. Hegel and der Staat. Fuerbach. Kritik des natürlichen Rects. 1796. Rosenkranz. Crítica al sistema hegeliano. 1840. Gustav Thorn. Rechtsnorm un subjektives Recht. 1878. Viktor Cathrein. Recht, Naturrecht and Positives Recht. 1909, etc.

Fuera de los citados, son numerosos los nombres de otros filósofos del Derecho, como ser Erich Kaufman, Screiber Emge, Erik Wolf, Ernst Bloch, Verdross, Bierling, Knapp, Radbruch, Kantorowicz, Stammer, etc.

En la lista de obras de Derecho Penal, también existen varios textos fotocopiados, como ser, el célebre 'Die Lehre von Verbrechen' de Ernst von Beling. Pero se agregan a él, algunos tratados y textos fundamentales, a saber:

Schwarz-Dreher, Baumann, Maurach. Schönke-Schroeder, Mezger, Sauer. Welzel, Wolff, Bockelmann. Dannert, Engish, Jescheck. Hirsch (y su teoría sobre elementos negativos del tipo). Armin, Kaufmann, Artur Kaufmann, Maihofer. Schweickert, Meyer (Rechtsnormen and Kulturnomen). Leipziger, Kommentar del Código Penal, (8ª edición). Fetschrift (homenajes) a Helmuth Weber, a Edmund Mezger y Theodor Rittler. El Neue Juristische, Wochenschrift (varios números). El Juristenzeitung (varios números).

Como puede observarse, por este breve resumen, la importancia del obsequio que ahora recibimos es fundamental y si no pongo en ello un mayor énfasis es por la brevedad del tiempo y porque, a menudo, la sola pronunciación de un nombre abre perspectivas muchísimo más amplias que aquellas que quisiere destacar un orador. Para los penalistas, por ejemplo, la sola mención de von Feuerbach, tiene un significado considerablemente más vasto que aquel que se pudiere explicar en una resumida conferencia sobre su obra, pues es el ius-filósofo que abre las puertas del Derecho Penal liberal.

Señor Encargado de Negocios, en nombre de la Facultad de Ciencias jurídicas de la Universidad de Chile, agradezco el valioso obsequio de vuestro Gobierno, que ha de servir para enriquecer -por una parte- el acervo jurídico-cultural de nuestros estudiosos y -por otra- nuestras permanentes buenas relaciones en el orden internacional. Podemos comprometernos, sin mayores riesgos, que merced a este aporte, iniciamos un contacto estrecho que ha de llevar hasta vuestro país a innumerables jóvenes, en búsqueda de una nueva fontana de experiencias, investigaciones y conocimientos en el orden jurídico.'

 

Cursos para graduados

Santiago, septiembre 26 de 1966.

Señor Decano:

 

Estimo necesario dar cuenta a Ud. acerca de las tareas que, en el presente año académico, se desarrollaron en nuestra Facultad en materia de Cursos para Graduados.

Se impartieron cinco cursos a cargo de los profesores señores Carlos Ruiz Burgeois, Raúl Varela Varela, José Parga Gazitúa, Lorenzo de la Maza Rivanedeira y Wolfgang Hirsch-Weber, sobre los temas 'Caducidad de la Propiedad Minera', 'El Endoso de los Documentos de Crédito', 'Nociones de Contabilidad Legal', 'Estudio de Títulos' (II Parte) y 'La Ciencia Política en la Actualidad', respectivamente.

El total de alumnos matriculados alcanzó a 110 que se distribuyeron entre los mencionados profesores de la siguiente manera: don Carlos Ruiz, 7 alumnos; don Raúl Varela, 13 alumnos; don José Parga, 18 alumnos; don Lorenzo de la Maza, 57 alumnos. El Dr. Wolfgang Hirsch-Weber, tuvo 15 alumnos que pagaron matrícula y 49 alumnos inscritos con matrícula liberada, formado por personal docente y alumnos de las Facultades de Ciencias jurídicas y Sociales, de Ciencias Económicas y Escuela de Sociología.

La recaudación total por derechos de matrícula alcanzó a la cantidad de tres mil trescientos escudos (E° 3.300,00), a razón de (E° 30,00) por alumno, que pudo financiar gran parte del costo total de los cursos, que fue de cuatro mil trescientos nueve escudos, treinta y siete centésimos (E° 4.309,37), el cual se distribuye en la siguiente forma: a) Honorarios de profesores, tres mil escudos. (E° 3.000), a razón de quinientos escudos (E° 500,00) cada uno de los profesores en .Santiago y doscientos escudos (E° 200,00) a cada uno de los profesores que impartieron Cursos en Talca; b) Avisos en los diarios, un mil veintinueve escudos, treinta y siete centésimos (E° 1.029,37), y e) Carteles, doscientos diez escudos (E° 210,00).

A los graduados que lo solicitaron, les fueron entregados diplomas que acreditan su asistencia a los diversos cursos en que participaron, en número que alcanzó a cincuenta. y siete (57), sin perjuicio de extenderse también simples certificados de asistencia en número de cinco (5) .

Los cursos se impartieron en el lapso que media entre el 17 de mayo y el 12 de agosto en el local de la Escuela de Derecho de Santiago, en seis (6) lecciones por cada profesor, salvo el profesor José .Parga que impartió trece (13 ).

En Talca se dictaron cuatro (4) conferencias a cargo de los profesores señores Mauricio Flisfisch Elberg, Fernando Fueyo Laneri, Enrique Munita Becerra, Fernando Onfray Baglietto y Manuel Vivanco Cisternas, sobre los temas 'Contralor jurisdiccional de la Administración', 'Ingreso a la. Universidad', 'Algunas Modalidades de la Contratación Mercantil, y 'La Supresión del Despido Arbitrario'. Este último fue dictado en conjunto por los profesores Onfray y Vivanco.

Estas conferencias se impartieron desde el 21 al 30 de agosto.

El infrascrito queda a disposición del Señor Decano para atenderle cualquier consulta tendiente a esclarecer esta sumaria información.

 

Saluda atentamente al Señor Decano;

Hugo Pereira Anabalón Director de los Cursos para Graduados.