Crónicas

  • Docencia e investigación

Resumen

Abstract

Normas para la provisión de cargos académicos

Circular Nº 39

Santiago, 11 de mayo de 1970.

Tengo el agrado de comunicar a usted que el H. Consejo Superior provisional, en sesión celebrada en 6 de Mayo de 1970, aprobó las siguientes Normas para la provisión de cargos académicos:

1. Todos los cargos académicos vacantes solo se proveerán en calidad de interinos mediante concursos abiertos.

De la misma manera se efectuaran los nombramientos de académicos en calidad de suplentes, pero no será necesario el concurso de las suplencias iguales o inferiores a seis meses.

Los cargos a contrata se llenaran también por concursos abiertos. No obstante, la Comisión de Carrera Académica del Consejo Superior, por acuerdo fundado, podrá autorizar la contratación directa de personas que sean consideradas indispensables para el desarrollo de una determinada especialidad.

Las renovaciones de interinatos o contratos actualmente vigentes se llamaran a concurso solo cuando los Consejos Normativos de las Facultades o Sedes lo estimen necesario. Quedara, asimismo, a la resolución de esos Consejos determinar que cargos académicos pagados por convenios u honorarios deberán ser llamados a concurso.

En el caso de que un cargo de Profesor quedara vacante durante el periodo de clases, se llamara inmediatamente a concurso, en conformidad al inciso 1º, pero mientras se resuelve el concurso se podrá si se estima necesario proveer directamente, en calidad de interinato, por un plazo máximo de sesenta días. Este nombramiento no constituirá antecedente para este concurso.

Los cargos académicos que se desempeñen ad honorem también deberán proveerse por concursos abiertos.

2. En el caso de ingreso a la Universidad para cumplir funciones académicas debe exigirse un alto grado de excelencia, aun a riesgo de tener que declarar desiertos los concursos. Los Consejos de Facultades o Sedes fijaran las exigencias mínimas de cada cargo.

3. Los concursos serán decididos por Comisiones de académicos a nivel de Facultad o Sede. Estas Comisiones estarán compuestas por académicos de los mas altos niveles reconocidos por los respectivos Consejos de Facultad o Sede. Si no hubiere acuerdo para determinar los mas altos niveles, resolverá sobre esta materia la Comisión de Carrera Académica Las referidas Comisiones de académicos estarán estructuradas del modo siguiente: a) Dos académicos que actuaran como titulares y dos suplentes, designados por los Consejos Normativos. Estos serán miembros permanentes. b) Tres académicos del o de los Departamentos, Áreas o Cátedras de las disciplinas a que pertenece el cargo sujeto a concurso. Estos tres últimos miembros de la Comisión serán elegidos mediante sorteo entre aquellos académicos idóneos de nivel igual o superior al cargo que se concursa. Si no hubiere siete académicos de los que menciona la letra b) de este numero, el sorteo se hará entre los académicos de los Departamentos, Áreas o Cátedras reconocidos como afines por el Consejo Normativo de la Facultad o Sede. En el caso de las Sedes regionales, se recomienda al Consejo Sede que uno de estos tres académicos pertenezca a la Facultad que tenga vinculación con la disciplina a que corresponda el cargo por llenar. Si se tratare de concursos para proveer cargos de ayudantes formara parte de la Comisión de Académicos el profesor de la asid respectiva. Cada Consejo de Facultad podrá acordar, cuando las circunstancias así lo exijan, la creación de dos o mas Comisiones de Concursos, paralelas.

4. Se crea una Comisión Nacional de Apelaciones que estará integrada por cinco miembros titulares y dos suplentes, todos académicos de los mas altos niveles. Esta Comisión decidirá a solicitud del afectado si en los respectivos concursos se han cumplido las normas, asesorandose, cuando lo estime necesario, con académicos especialistas en el cargo motivo de la apelación. El plazo para tener derecho a recurrir en apelación. no podrá exceder de siete días. a contar de la fecha en que se notifique al interesado el resultado del concurso. Cuando la Comisión Nacional de Apelaciones acoja favorablemente el recurso interpuesto, deberá procederse a un nuevo concurso. Las resoluciones de esta Comisión serán fundadas y los antecedentes respectivos serán públicos. 5. Habrá Comisiones de concurso solo a nivel de Facultades y Sedes La calificación que estas comisiones hagan no podrá ser dejada sin efecto por los Consejos de Facultades, Sedes o Departamentos. No obstante, los referidos Consejos podrán también apelar a la Comisión Nacional de Apelaciones en la primera sesión en que conozcan la decisión de la Comisión de Concurso, teniendo para ello un plazo máximo de quince días., contados desde que la Comisión haga publica su decisión sobre el concurso. 6. Las normas establecidas en los números anteriores serán supletorias de los Reglamentos en aplicación en las Facultades o Sedes, siempre que a juicio de la Comisión de Carrera Académica del Consejo Superior esos Reglamentos contengan las garantías necesarias para los concursantes. 7. Las disposiciones precedentes no se aplicaran a los concursos en tramite, pero se podrá apelar a la Comisión Nacional de Apelaciones en los términos señalados en los números 4 y 5 por el incumplimiento de las normas reglamentarias o acuerdos internos vigentes.

Saluda atentamente a usted. (hay firma) Ricardo Lagos E. Secretario General

Reformas del régimen docente

Circular N° 45

Santiago, 9 de junio de 1970.

El H. Consejo Superior Provisional, en sesión celebrada el 3 de junio de 1970, acordó mandatar a los Consejos de Facultades y Sedes para que formen de inmediato grupos de trabajo integrados por académicos y estudiantes a fin de que se realicen de manera sistemática y acelerada los estudios conducentes a las reformas del régimen docente que sean necesarias. Una vez que estos grupos terminen su trabajo propondrán al Consejo Superior Provisional las medidas que estimen pertinentes.

Saluda atentamente a Ud.,

(hay firma) Ricardo Lagos Secretario General

A los señores Decanos y Directores de Sedes de Provincia Presente.

Santiago, 4 de junio de 1970.

Señor Decano:

En sesión celebrada ayer, 3 de junio, el Consejo Superior Provisional adoptó, por la unanimidad de sus miembros y a propuesta del suscrito, el siguiente acuerdo:

Mandatar a los Consejos de Facultades y Sedes para que formen, de inmediato, grupos de trabajo integrados por académicos y estudiantes a fin de que efectúen aceleradamente estudios referentes a las reformas docentes que se requieren establecer en las carreras de su dependencia, con el objeto de formular proposiciones al Consejo Superior Provisional que permitan implantar dichas reformas en el año 1971 y aun dentro de lo posible en el curso del presente año. Me parece indispensable destacar la importancia de esta resolución, explicar su alcance y urgir su acelerado cumplimiento. El proceso de reforma que vive nuestra Universidad está dando virtual término a una de sus etapas más importantes. En efecto, en estos días se están realizando en el seno del Congreso Universitario Transitorio las votaciones en relación a los artículos del nuevo Estatuto respecto de los cuales no se ha producido unanimidad. Estas votaciones se terminarán el miércoles 10 de este mes. En conste en dicha fecha nuestra Universidad habrá definido su nuevo Estatuto en cerca de un 90%, quedando tan solo pendientes las materias que por no reunir la mayoría necesaria deberán ser sometidas, en el curso del presente mes, a consulta directa a la comunidad universitaria por vía de plebiscito. Oportunamente y a la mayor brevedad, se informará en detalle a la comunidad acerca del contenido de nuestro nuevo Estatuto. Lo anterior constituye, sin duda, un gran avance en el proceso de reforma de nuestra Universidad. Sin embargo, como lo he afirmado reiteradamente, debemos simultáneamente dar otros pasos concretos de naturaleza sustantiva en relación a múltiples aspectos de dicho proceso. Por afectar a nuestros estudiantes, a la juventud de cuya formación somos responsables, adquiere, sin duda, dentro de este contexto, una primerísima prioridad establecer el nuevo contenido y orientación de los estudios, la revisión y definición de las carreras profesionales que nuestra Universidad ofrece y de las que estime deben crearse en un futuro próximo y la implantación de una enseñanza más flexible y diversificada. Lo anterior significa, entre otras cosas, que cuando sea posible y recomendable, se establezcan sistemas de créditos que agrupen a grandes áreas profesionales, rompiendo la tradición de las escuelas estanco. Asimismo implica la definición concreta de una equivalencia nacional de títulos y grados que incorpore, efectivamente, a los estudiantes de las Sedes de provincia al sistema docente de la Universidad de Chile, y, en general, una transformación de la docencia universitaria tradicional. Se trata, por ejemplo, de llegar al uso de equipos y técnicas pedagógicas modernas y de implantar un nuevo estilo de docencia que incluya el contacto directo del estudiante con la realidad nacional tanto en los aspectos generales de ella como en lo que atañe a su respectivo campo profesional. De esta manera queremos formar profesionales y científicos que tengan la más alta competencia en sus respectivos campos del saber, pero que al mismo tiempo nuestra Universidad produzca egresados que tengan un cabal conocimiento y comprensión de la realidad del país y que estén dotados, además, de esa capacidad de juzgar y evaluar por si mismos, que les permita definir, responsablemente, sus posiciones individuales frente a las alternativas futuras de nuestra sociedad. Los estudios orgánicos sobre estas materias realizados en toda la Universidad con participación conjunta de académicos y estudiantes en un diálogo abierto y fecundo, deben sistematizarse de inmediato con el objeto de llegar a conclusiones dentro de los próximos 90 días, que se traduzcan en proposiciones al Consejo Superior Provisional, que éste podrá acoger o dejar para resolución del nuevo Consejo Normativo Superior, en cuanto éste se constituya para que en 1971 y, aún dentro del presente año, en la medida de lo posible, pueda ponerse en marcha una transformación sustancial del actual régimen docente. Los grupos de trabajo a que se refiere esta materia deben constituirse por definición en términos de disciplinas o áreas profesionales afines, por lo cual si el caso lo requiere tendrán que tener una naturaleza interfacultades y/o Intercedes. Es fundamental, en consecuencia, que para cada área profesional o del saber se establezcan los grupos mixtos que sean necesarios, recurriéndose al apoyo de los órganos superiores de la Universidad cuando se estime conveniente. Es importante señalar, además, que la magnitud y trascendencia de esta tarea obliga a comprometer a ella el tiempo y el talento de un contingente numeroso de nuestros académicos, a los cuales deberá dárseles las facilidades que se requieran para permitir su dedicación preferente a esta tarea. Quisiera señalar, por último, que el Rector que suscribe entiende que sólo de esta manera será posible canalizar, positivamente, las legitimas inquietudes estudiantiles que de otro modo pueden ser aprovechadas irresponsablemente por quienes desean impedir la materialización efectiva de una reforma universitaria profunda y constructiva, pero a la vez orgánica y ordenada. Dada la importancia que requiere este acuerdo, la explicación que antecede será dada a conocer a través de este texto a toda la comunidad universitaria.

Saluda atentamente a Ud.,

(hay firma) Edgardo Boeninger Rector

Al señor Decano Don Eugenio Velasco Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales Presente.

Comisión de investigación científica de la facultad

En su sesión de fecha 23 de julio del presente año el Consejo Normativo de la Facultad acuerda por unanimidad crear la Comisión Científica de la Facultad, encargada de planificar la investigación del área de Ciencias Sociales, quedando compuesta por los nueve Directores de Departamento y el Señor Decano que la presidirá.

Se inserta a continuación el siguiente documento sobre la misma materia y relacionado con los principales acuerdos aprobados por el Consejo Superior Provisional de la Universidad, documento entregado a los Señores miembros del Consejo como antecedente para la discusión.

Santiago, 15 de julio de 1970.

Of. Nº 887

Señor Decano Suplente:

A fines de 1969, el Consejo Superior Provisional de la Universidad de Chile acordó, por la unanimidad de sus miembros, crear varias comisiones asesoras, entre ellas la de Investigación Científica con la finalidad principal de 'promover y desarrollar la creación en todos los campos de la cultura, para lo cual cuenta con diez millones de escudos para financiar especificó proyectos de investigación; un millón y medio de escudos para programas de formación de científicos; y con un millón de escudos para la incorporación a la Universidad de Chile de destacados académicos chilenos que se encuentran trabajando en el exterior'. Quedo perfectamente entendido que la Comisión diseñaría una política general sobre investigación científica para obtener un efectivo aprovechamiento de los recursos puestos a su disposición, señalando objetivos a corto y largo plazo. Hace algunos días, el Consejo Superior Provisional presto su aprobación a un informe de la mayoría de la Comisión, que antes había sido distribuido a los Señores consejeros de esta Facultad. De su interesante texto deseo destacar los siguientes párrafos: a) La Comisión Central comienza por reconocer la mera provisionalidad de sus decisiones o criterios para distribuir fondos, en virtud del relativo desconocimiento de la realidad científica creadora dentro de la Universidad misma. Esta Comisión reconoce, ademas, el relativo desconocimiento de las relaciones existentes entre nuestro desarrollo científico y su función de estimulo para impulsar el conocimiento de nuestra realidad humana y de los recursos naturales. Del mismo modo, no es menor el desconocimiento de la cabal significación académica y económica de las reparticiones de la Universidad; b) Uno de los criterios fundamentales -en que debe descansar la política general de la Comisión de Investigación Científica es el establecimiento de relaciones permanentes entre las áreas disciplinarias de investigación y los problemas de investigación que se fundamentan con claros objetivos nacionales; y c) La necesidad de coordinar y planificar una política científica en una Universidad concebida como nacional impone como una necesidad ineludible estimular la realización de estudios que en un futuro hagan posible criterios de cuantificación y de prioridad crecientemente adecuados en el otorgamiento de subsidios de investigación La Comisión actuara con absoluta libertad frente a las Sedes, Facultades y Departamentos, para poder así realizar una nueva política integral de investigación Durante el primer periodo, la Comisión realizara cinco tipos de acciones complementarias, de las cuales, en relación con nuestra Facultad, interesa destacar cuatro: encargo de estudios prospectivos; establecimiento de programas de desarrollo; financiamiento de proyectos de investigación y aprobación de planes de entrenamiento de científicos La puesta en marcha de este amplio programa significa, sin duda, el inicio de una nueva etapa en la investigación científica dentro de la Universidad de Chile. La Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales debe aprovechar tan excepcional oportunidad para dar un impulso vital a sus tareas de investigación Hay que reconocer honestamente que, pese a los esfuerzos gastados en los últimos años, su labor es muy pobre en este campo. Sin el propósito de hacer un análisis critico ni tampoco de deslindar responsabilidades es, sin embargo, necesario señalar con franqueza y claridad que para iniciar ese impulso es indispensable contar con la cooperación entusiasta del personal académico de jornada completa y de media jornada que tiene como misión muy importante, junto y simultáneamente con la de impartir docencia, la investigación científica En los dos últimos años, como una consecuencia de hechos a que he aludido en otras ocasiones y que no quisiera ahondar en esta, salvo casos muy excepcionales ese personal se ha limitado apenas a sus trabajos docentes, sin realizar investigación alguna, incurriendo así en grave incumplimiento de sus obligaciones universitarias. Si tales circunstancias no varían, será imposible iniciar fructíferamente esta nueva etapa. Confío en que la organización por departamentos, el entusiasmo de sus directores y la especial atención que el Consejo de la Facultad dispense sus tareas, permitirá crear de nuevo un ambiente de estudio, de responsabilidad y de vacación científica que sean el punto de partida de una ascendente investigación Para colocarnos con rapidez en la sana linea fijada por la Comisión Central de Investigación, me permito sugerir al Señor Decano Suplente que, durante mi ausencia, si lo tiene a bien, plantee al Consejo Normativo las siguientes proposiciones de acuerdo:

a) Que se designe una Comisión de Investigación de la Facultad formada por los nueve directores de departamentos y presidida por el Decano. Probablemente seria útil que un comité de no mas de tres de ellos y el Decano actuara como Coordinador;

b) encomendar a esta Comisión que organice y dirija, a la mayor brevedad, una prospección de la investigación científica realizada hasta hoy en la Facultad y de laque este en ejecución actualmente;

c) Encomendarle que, en seguida, sobre la base de los resultados de esa prospección, formule un Plan de Investigación Científica de la Facultad;

d) Que de inmediato pero dentro de las lineas generales de ese Plan, pida a los departamentos la presentación de prospectos específicos de investigación con el objeto de que puedan ser sometidos a la Comisión Central antes del 15 de septiembre próximo, plazo máximo fijado para este efecto, y obtener así su financiamiento. En mi opinión, es de toda evidencia que tanto el Plan de Investigación a que me refiero como los proyectos específicos deben llenar dos requisitos: tratarse de investigaciones destinadas, en ultimo termino, a dar soluciones a los fundamentales problemas nacionales de la hora actual y con miras a un futuro mejor, y elaborarse y ejecutarse con criterio moderno, es decir, sobre la base de recopilar auténticos antecedentes de campo y en un trabajo asociado de los diversos especialistas que corresponda, dejando de mano la tradición de solo recopilar y repetir lo ya expuesto por investigadores extranjeros. E1 anteproyecto presentado por el Profesor Sr. Baño a solicitud del suscrito, sobre problemas de menores en situación irregular ('Bienestar de los hijos en ausencia de la pareja legal') que le acompaño, llena, a mi entender, esos requerimientos y debería, previo estudio de la Comisión que sugiero, ser enviado a la Comisión Central, y servir; en alguna medida, de pauta.

Saluda atentamente a Ud.,

(hay firma) Eugenio Velasco Decano

Al Señor Decano Suplente Don Rafael Lasalvia Copene Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales Presente.

Torneos internacionales. Jornadas hispano - Chilenas de juriastas

El Consejo de la Facultad ha comisionado al Prof. Aníbal Bascuñán para organizar unas jornadas Hispano - Chilenas de Juristas, sobre la base de la proposición conjunta del Ministerio de Justicia de España y el Instituto de Cultura Hispánica. A continuación, el informe sobre el desarrollo de la gestión del prof. Bascuñán durante 1970.

Santiago, 10 de agosto de 1970.

Señor Decano Suplente de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales prof. D. Rafael Lasalvia, Presente.

De mi consideración:

Me fue muy grato, a mi regreso de España, dar cuenta verbal a Ud. sobre el resultado de mi gestión He considerado, no obstante, que la continuidad y el buen éxito de la iniciativa se favorecerían con la constancia escrita de lo propuesto y lo obtenido, a cuyo efecto he redactado el Memorándum que, en original y copia, acompaño, anexo al cual figura el Anteproyecto de Temario entregado ala consideración del Ministerio de Justicia y el Instituto de Cultura Hispánica. Si bien debe ponderarse la circunstancia que el mes en curso corresponde a las vacaciones veraniegas en la Península, no es menos digno de consideración que, por lo menos, un pronunciamiento formal en principio debería obtenerse al termino de las mismas para, de una parte, entrar al estudio de las Bases del Encuentro y, de otra, tomar las medidas pertinentes al financiamiento de la parte que a la Universidad de Chile corresponde en sus costas. Me atrevo a pensar que para efecto preindicado, podría el señor Decano dirigirse al señor Ministro de Justicia de España y al señor Director del Instituto de Cultura Hispánica., Dr. Gregorio Marañon, en sendas comunicaciones que se harían eco del favorable resultado de la gestión inicial y promoverlas la formalización de una etapa organizativa o, por lo menos, de estudia de un Proyecto de Bases para la aprobación de las dos partes interesadas en la realización de las Jornadas propuestas. Lo anterior, salvo mejor parecer del señor Decano, no obstaría a que el suscrito mantenga contacto personal y oficioso con los Sres. José Ma Castan y Fernando Murillo, quienes, en todo momento, demostraron su buena disposición para el buen éxito de la iniciativa y constituyen enlaces insustituibles con las autoridades mas arriba mencionadas. Saluda al señor Decano Suplente con su mas alta estima, su colega y S.S.

Aníbal Bascuñán Valdés

Memorándum sobre iniciativa y trabajos preparatorios de las Jornadas Hispano - Chilenas sobre el Jurista y la Problemática Contemporánea.

Antecedentes: 1. El Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile acogió la iniciativa de algunos profesores en orden a realizar unas Jornadas de Trabajo Hispano-Chilenas, con invitados especializados de otros países, para ocuparse de la problemática que se señala, ejemplificadamente, en el Anteproyecto anexo, y al objeto de consultar el parecer de personas representativas del Gobierno y de organismos internacionales de España, las invito a un almuerzo en el Club de La Unión.

2. El señor Embajador de España, don Miguel de Lojendio, como el señor cónsul, don Juan Perez-Gomez, y el señor Director Gerente del Instituto de Cultura Hispánica. en Chile, don Carlos Sánchez Hurtado, prestaron a la iniciativa su mas amplio apoyo y ofrecieron tomar de inmediato los contactos necesarios y facilitar la gestión de algún delegado de la Facultad en su visita a la Madre Patria.

3. El Consejo de la H. Facultad, por su parte, acordó otorgar una comisión a tal efecto al Profesor don Aníbal Bascuñán Valdés, aprovechando el viaje que haría a Europa para asistir a un Congreso de Juristas en Finlandia.

Gestión en España: 1. El Profesor Bascuñán Valdés, en cumplimiento de su cometido, una vez en Madrid, tomo contacto especial con los señores Fernando Murillo, Director del Centro de Estudios Jurídicos Hispanoamericanos, y José Ma Castan, Asesor del Ministerio de Justicia, y se procuro información adicional con el ex Director del Instituto de Estudios de Administración Local, Dr. Antonio Carro Martínez.

2. Por diversas razones, ajenas a la voluntad del Delegado, no le fue dable alternar en entrevistas con los señores Ministros de Justicia y Educación y con el señor Director del Instituto de Cultura Hispánica., don Gregorio Marañon, si bien les hizo llegar sus cartas de presentación y una información adecuada sobre su cometido.

3. Los señores Murillo y Castan, puede decirse, hicieron suya la iniciativa y le prestaron un patrocinio y un apoyo que deben destacarse y agradecerse. Una doble feliz circunstancia concurrió a promover la gestión: de una parte, el señor Ministro de Justicia, en reciente encuentro de abogados, se había referido en su discurso -impreso en un folleto- a diversos puntos de la problemática planteada; y de otra, el señor Murillo había recogido una sugerencia similar, aunque mas ambiciosa, del entonces Decano de Derecho de la Universidad Católica de La Plata (Argentina).

4. Lo mas positivo y trascendente fue una entrevista realizada bajo la presidencia del señor Secretario General del Ministerio de Justicia, en su despacho y con asistencia de los señores Murillo y Castan. Tras una exposición sumaria del cometido y la entrega del Anteproyecto de Temario, a modo de mera sugerencia, seguida de un cambio de ideas e información, se llego, en principio, a las siguientes conclusiones:

a) La iniciativa chilena es mas concreta y de inmediato realizable que la sugerencia Argentina en mencionar, primero, porque es binacional, con el aporte y la información de invitados especiales de otros países, y no plurinacional como la otra idea sugería; segundo, porque no se trata de la concurrencia de los decanos de todas las Facultades de Derecho, sino de profesores e investigadores especializados en la temática que se acuerde para cumplir trabajo efectivo; y tercero, porque su realización entregara experiencias y abrirá las posibilidades y aun sentarla las bases para un encuentro hispanoamericano sobre materias incidentes en la problemática originariamente propuesta, pero perfectamente precisadas y, en cierto modo, preelaboradas por las Jornadas Hispano - Chilenas;

b) Si bien en lo que resta del año no podría avanzarse gran cosa en los preparativos, puesto que el Ministerio de Justicia tiene puesto su empeño y su principal programación internacional con ocasión del Centenario de la Ley Orgánica de Tribunales de España (1870-1970) cabria aprovechar, en lo mas próximo, la segura visita del señor presidente de la Corte Suprema, señor Ramiro Méndez Brañas, probablemente hacia el mes de septiembre para un cambio de ideas; y ulteriormente, hacia fines de diciembre, un contacto personal con un Delegado Especial que enviaría la Facultad de Derecho de Chile, con miras a convenir las bases de organización de las Jornadas que se realizarían a fines de febrero o primera mitad de marzo de 1971;

c) Por España se concertarían el Ministro de Justicia, el Instituto de Cultura Hispánica y la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Madrid; por Chile actuaría la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad del Estado;

d) No estimo el infrascrito del caso obtener información y menos seguridad sobre los aspectos económicos de las Jornadas, si bien entendió que España habilitaría para la realización de la etapa organizativa. A1 efecto, considero ademas que era previo un pronunciamiento oficial del Instituto de Cultura Hispánica, por intermedio del cual se cumplen ordinariamente eventos de tal naturaleza;

e) En cambio, si acepto con agrado gestionar todas las iniciativas que dicen relación con la intervención de organismos judiciales, juristas e historiadores del Derecho, chilenos, en los actos académicos que se realizaran de agosto a diciembre, teniendo las reuniones del ultimo mes particular interés al efecto organizativo. En el ínterin, las vacaciones interrumpen la actividad oficial española.

Aníbal Bascuñán Valdés

Agosto de 1970.

Anteproyecto de temario para las Jornadas Hispano - Chilenas sobre Misión, Servicio y Formación del Jurista ante la Problemática Contemporánea (Los numerales solo ejemplifican).

Problemática Misional:

A. En el área nacional. 1. Asistencia y defensa jurídico-social; 2. Idoneidad jurisdiccional; 3. El jurista y la administración, especialmente publica y 4. Tecnificacion legislativa.

B. En el área internacional. 1. Autodeterminación de los Pueblos; 2. Coexistencia, cooperación e integración; 3. Preservación de la Paz y la Seguridad, y 4. Organismos y Justicia Internacionales.

C. En el área científica y tecnológica. 1. Ante el proceso de Desarrollo; 2. Ante la utilización de la energía nuclear; 3. Ante la conquista y el aprovechamiento del Cosmos, y 4. Ante los progresos biológicos y médicos y los atributos de la Personalidad y de la Cultura.

Problemática Ocupacional:

A. Ejercicio de la Abogacía: 1. ?Libertad o colegialidad obligatoria?; 2. El abogado-funcionario publico; 3. El abogado y la administración de Justicia, y 4. Deontología Jurídica.

B. Campo Ocupacional: 1. Interés y deber del Estado; 2. Interés y deber de las Corporaciones y Comunidades; 3. Interés y deber de los organismos internacionales, y 4. Interés, deber y salvaguardia de la Universidad.

C. Demanda y oferta ocupacional: 1. Relaciones entre Universidad y Estado para el logro de recursos humanos idóneos profesional y socialmente; 2. Id., entre las Facultades de Derecho y el Estado; 3. Id., id., Entre las Escuelas de Judicatura y Administración Publica y el Estado, y 4. Para la Docencia y la Investigación Juridico-Social.

Problemática Pedagógica:

A. La integración socio-economico-politica de los Estudios Jurídicos: 1. Evaluación del aporte de la Enseñanza Media; 2. Organización y/o Evaluación de la Enseñanza Pre o Pro Jurídica; 3. La integración en el Curriculum de los Estudios Jurídicos Profesionales, y 4. Id., en las Especializaciones Profesionales y Científicas y en los Cursos para Graduados.

B. Enseñanza y Aprendizaje Técnico-Prácticos: 1. Preseminarios y Seminarios en la formación del Jurista; 2. Utilización de instrumentos audiovisuales en la Enseñanza y el Aprendizaje; 3. Los Centros y/o Institutos de Información Legislativa, Documental y Bibliográfica, y 4. Academias, Clínicas, Consultorios y otras formas de Metodología Activa en la Pedagogía Jurídica.

Julio de 1970.

Ref. Jornadas hispáno - chilenas. memorándum.

1. Antecedentes: En cumplimiento del cometido dispuesto por el H. Consejo, el Delegado de su designación (Prof. Aníbal Bascuñán Valdés), en gestión personal y más tarde por correspondencia, ha obtenido el resultado que se pasa a detallar, sobre la base de la aceptación y la proposición conjunta del Ministerio de Justicia de España y el Instituto de Cultura Hispánica.

2. Número de participantes: Proposición Española. 'Que el de participantes total no rebase el de 20, pudiendo alcanzar la cifra de 10 por cada país y en todo caso tratando de acomodarnos para que haya un número parecido de juristas chilenos y españoles'.

Observaciones: a) El número corresponde aproximadamente a lo pensado; b) Nada se dice sobre la invitación de otros especialistas originarios de este hemisferio; c) Tampoco se menciona la posibilidad de sentar las bases de un Congreso Hispanoamericano sobre la base de un temario preparado en las Jornadas para realizarse a fines de 1971 o comienzos de 1972: d) Sobre los puntos b) y c) podría insistirse.

3. Designación de los participantes: Proposición. 'Cada país designaría sus participantes y nos informaríamos mutuamente del nombre y las condiciones científicas de cada uno de los que proponemos respectivamente, para que también haya acomodación en cuanto a campo de especialidad'. Comentario. No cabría observación, sino acotar que las designaciones deberán ser suficientemente anticipadas, dándose prioridad a quienes hayan destacado en la respectiva especialidad, por su acción y por sus libros.

4. Fecha y duración: Proposición. 'Las fechas seria conveniente fijarlas dentro del mes de marzo y las Jornadas deben pensarse con la duración de una semana, lo cual obliga a distribuir a lo largo de seis días las sesiones de trabajo y los temas que a cada una corresponderán'. Comentario: Corresponde a nuestra iniciativa.

5. Temario: Nuestra sugerencia. Comprendía: a) Problemática Misional; b) Problemática Ocupacional, y c) Problemática Pedagógica, asignándose cuatro o cinco puntos en cada grupo por vía de ejemplo. Proposición española: 'Nos inclinamos a que todo gire en torno de los problemas que se suscitan en la práctica de la abogacía y a las relaciones entre el ejercicio profesional, la evolución de la sociedad y la metodología de los estudios de derecho'. Observación: Aunque existe aproximación en las áreas temáticas, se precisa mayor puntualización sobre la base de labores anteriores de cada sector -español y chileno- que posibilite un encuentro fructífero.

6. Por todo lo anterior: Requiérase que el H. Consejo: a) apruebe lo obrado, y b) autorice la continuación de las gestiones hasta lograr que se realicen en la mejor forma posible las Jornadas que surgieron de la iniciativa de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile. Santiago, a 13 de octubre de 1970.

Con fecha 13 del presente mes de octubre el Consejo Normativo tomó conocimiento de este memorándum y acuerda aprobar lo obrado y autorizar al profesor Bascuñán para continuar sus gestiones hasta lograr que las Jornadas se realicen en la mejor forma.

Conferencia de ministros de justicia de los países hispano-luso-americanos y filipinas

Con motivo del centenario de la Ley Orgánica Judicial de España, se realizo en ese país entre los días 15 y 19 de septiembre del presente año una Conferencia de Ministros de Justicia y Presidentes de Corte Suprema de los países hispano-luso-americanos y Filipas destinada a poner en marcha una organización que facilite la coordinación entre los sistemas jurídicos y legislaciones de estos países y tendiente, a la vez, a lograr la unificación del derecho iberoamericano. En ausencia de los ministros chilenos, asistieron a este torneo, en calidad de observadores, el embajador chileno ante España y el profesor de esta Facultad señor Hugo Pereira Anabalon. A continuación el acta final de este encuentro con indicación del desarrollo de las actividades y de las recomendaciones adoptadas. Madrid, 16 -19 de septiembre de 1970 Con ocasión del Centenario de la Ley Orgánica del Poder Judicial, y a invitación del Gobierno español, se ha celebrado en Madrid, durante los días 16 a 19 de septiembre de 1970, una 'Conferencia de Ministros de Justicia de los países hispano-lusoamericanos y Filipinas' a la que han asistido: el Ministro de Justicia de la República Argentina, don Jaime Perriaux, acompañado del Secretario de Embajada, don Ricardo Aduriz; el Presidente de la Corte Suprema de Bolivia, don Manuel Duran Padilla; el Ministro de Justicia del Brasil, don Alfredo Buzaid, acompañado de don J. Carlos Moreira Alves y don Roberto Kannenbley Batendieri; el Delegado del Ministro de Justicia de Colombia, don Benjamín López Ramírez, Secretario General del Ministerio de Justicia, acompañado de don Hernando Devis Echandia, Profesor de la Universidad Libre de Bogota; el Presidente de la Corte Suprema de Costa Rica, don Fernando Baudrit Solera el Embajador de Chile en España don Sergio Sepúlveda, acompañado de don Hugo Pereira Anabalon, profesor de la Universidad de Santiago de Chile; el Presidente de la Corte Suprema del Ecuador, don Rafael Antonio Teran Varea; el Ministro de Justicia de El Salvador, don Rafael I. Funes; el Ministro de Justicia de España, don Antonio María de Oriol y Urquijo; el Presidente de la Corte Suprema de Filipinas, don Roberto Concepción; el Presidente de la Corte Suprema de Guatemala, don Miguel Ortiz Passarelli; el Secretario de Estado de Justicia de Haití, don Simón Desvarieux; el Delegado del Ministro de Justicia de Nicaragua, don Antonio Coronado Torres, Viceministro de la Gobernación, acompañado de don Felipe Rodríguez Serrano, Presidente de la Corte Suprema de Justicia; el Ministro de Gobierno y Justicia de Panamá, don Alejandro Ferrer, acompañado de don Ricardo Valdés, Presidente de Sala de la Corte Suprema de Justicia; el Presidente de la Corte Suprema de Justicia del Paraguay, don Juan Félix Morales, acompañado de don Juan José Soler, Secretario-Juez del expresado Presidente; el Embajador de Perú en España, General don Nicolás Lindley López, en representación del primer Ministro del Perú, acompañado del Vocal de la Corte Suprema de Justicia, don Emilio Llosa Ricketts; el Ministro de Justicia de Portugal, don Mario julio de Almeida Costa, acompañado de don José Osorio da Gama e Castro, Presidente del Supremo Tribunal de Justicia; el Delegado del Procurador General de la República Dominicana, don José A. Paniagua, Abogado Ayudante, encargado de los asuntos jurídicos de la Procuraduría General de la República, acompañado de don Manuel Ramón Ruiz Tejada, Presidente de la Suprema Corte; el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de Uruguay, don Hamlet Reyes, acompañado del Profesor de Derecho Procesal de la Facultad de Montevideo, don Adolfo Gelsi Bidart; el Ministro de Justicia de Venezuela, don Orlando Tovar, acompañado de don José Gabriel Sarmiento Nuñez, Conjuez de la Corte Suprema; actuando como Secretario de la Conferencia don Marcelino Cabanas Rodríguez, Secretario General Técnico del Ministerio de Justicia de España y Secretario General de la Comisión General de Codificación, y como Secretario Adjunto don Pedro Aragoneses Alonso, Vicesecretario General de dicha Comisión La Conferencia fue abierta, tras unas breves palabras de salutación, por el Ministro de Justicia de España. Por aclamación fue designado Presidente de la Conferencia el Ministro de Justicia de España, don Antonio María de Oriol y Urquijo. Seguidamente se procedió a designar Vicepresidentes, por orden alfabético de Ministros de Justicia titulares asistentes, recayendo la designación, con aclamación, en los Ministros de Justicia de Argentina, don Jaime Perriaux, y el de Brasil, don Alfredo Buzais. Expresada por todos los presentes su conformidad al Orden del día que con carácter provisional se había propuesto, se abrió debate sobre las bases para una cooperación en las materias especificadas en las notas introductivas previamente elaboradas, adoptandose las siguientes recomendaciones:

A) Estudios y Proyectos prelegislativos. Sobre estudios y proyectos prelegislativos se acordó establecer la cooperación precisa mediante el intercambio de información sobre tales materias.

B) Información sobre el derecho vigente y su aplicación. Se estimo que la información sobre el derecho vigente en cada país, especialmente a los efectos de su aplicación en otro, exige, por su complejidad, el establecimiento de un acuerdo en el que se regulen sus particularidades, cuyo estudio debe señalarse con carácter prioritario en la agenda de trabajo de la próxima Conferencia. Conviene asimismo que dicha información,en la medida de lo posible, se extienda a la jurisprudencia y a la doctrina científica. El órgano de la Conferencia que se determine deberá, al efecto, preparar un programa de los puntos a que puede referirse dicho convenio regulador para su examen en la próxima reunión.

C) Programas y experiencias sobre los métodos utilizados por los respectivos Ministerios de Justicia. Se considera que es del mayor interés la aplicación de las técnicas de Organización y Métodos en las materias propias de la Administración del Servicio de Justicia e incluso en la ordenación de los procesos judiciales, y se acordó, en su consecuencia, el intercambio de información sobre estas materias que comprenderá también lo referente a los métodos de estudio y elaboración de los estudios prelegislativos.

D) Métodos y sistemas penitenciarios. Se acordó recomendar que se establezcan programas de cooperación sobre métodos y sistemas penitenciarios y especialmente acerca de: a) Selección y formación del personal penitenciario, incluso mediante intercambio de personal; b) sistema de valoración de los efectos producidos, tanto en las fases de instrucción y debate judicial, como en la ejecución de las penas o medidas adoptadas, con el fin de obtener la mas correcta individualización en el tratamiento de los sujetos a las mismas; c) análisis de los resultados de tratamiento penitenciario referido tanto a las penas privativas de libertad como a aquellas otras penas o medidas que no tengan tal carácter; de análisis valorativo de los sistemas de trabajo penitenciarios, así como la de problemática general de la redención y reinserción social.

E) Sistema de fe publica notarial y organización y funcionamiento de los registros de las personas y de los bienes. Eficacia de las certificaciones registrales. Se señalo que es una aspiración común el conseguir una cierta armonización en las normas e instituciones extrajudiciales que tienden a asegurar la firmeza, legalidad, autenticidad y publicidad de los hechos jurídicos y de los derechos que son su consecuencia, a fin de lograr su eficacia en los diversos países, procurando una mayor agilidad y simplificación de las certificaciones registrales y demás documentos, llegando incluso, en cuanto sea posible, a la utilización de modelos uniformes. Entre las propuestas sobre problemas de interés general, se formulo la recomendación de que se estudie en la próxima sesión un sistema uniforme para el cumplimiento de las sentencias dictadas por los Tribunales de Justicia de los países hispano-luso-americanos y Filipinas así como la cooperación judicial entre los mismos países; recomendación que fue aceptada por la Conferencia. Igualmente se propuso que la Conferencia formulase una declaración en la que se reafirme el convencimiento de que solo el imperio del Derecho y de la Justicia puede garantizar a los pueblos el adecuado desarrollo en una convivencia pacifica; se condenen todas las manifestaciones de violencia y se considere de la máxima urgencia, mediante la cooperación entre los países, el adoptar medidas para poner fin a los actos que, como el secuestro de personas y aeronaves, constituyen graves atentados contra la vida y la libertad de las personas y la comunidad internacional; asimismo condena las nuevas formas de delincuencia, la corrupción organizada y el ilícito consumo de drogas y estupefacientes, solicitando que los países miembros se comuniquen, en cuanto sea posible, los estudios, proyectos y medidas que tiendan a prevenir o reprimir tales hechos. Esta propuesta fue aceptada igualmente por la Conferencia. Se propuso también que con el fin de conseguir una efectiva cooperación en el orden jurídico y en el ámbito que es propio de los Departamentos de Justicia, se adoptara el acuerdo de que la 'Conferencia de Ministros de Justicia de los Países hispano-luso-americanos y Filipinas' se constituya con carácter permanente, y se reúna cada dos años alternandose en turno rotativo. Que la Conferencia este integrada por los Ministros de Justicia, los titulares de los Departamentos ministeriales que, conforme ala legislación de cada país, asuman los cometidos de aquellos o, en su caso, los Presidentes de las Cortes Supremas de Justicia cuando les estén atribuidas las funciones de organización y administración del Servicio de Justicia en los respectivos países. Que se cree una Comisión Delegada de la Conferencia, compuesta, ademas de por España, a la que se designa miembro permanente, por otros cuatro países que serán elegidos en cada Conferencia entre los asistentes a ella. Que se cree, con sede en España, una Secretaria permanente de la Conferencia, compuesta por un Secretario General, un Secretario Adjunto y el personal técnico y auxiliar preciso, que tendrá como cometido prestar asistencia a la Conferencia y a la Comisión Delegada, ejecutar en su ámbito propio los acuerdos que aquellos adopten, ordenar y custodiar el archivo y la documentación; coordinar los trabajos de los órganos técnicos que cada país designe al efecto; facilitar información, y, en general, los que la Conferencia o la Comisión Delegada le encomienden, delegando en el Ministro de Justicia de España para que proceda a la designación del órgano que ha de tener a su cargo esta Secretaria permanente y de las personas que han de asumir los cargos de Secretario General y Secretario Adjunto. Igualmente se propone que cada país designe o cree, en su caso, un órgano nacional que con carácter permanente tenga a su cargo las relaciones con la Secretaría de la Conferencia. La Conferencia aprueba la anterior propuesta. Los Ministros de Justicia de Portugal, Venezuela, Argentina y Brasil formulan una invitación para que la Segunda Conferencia se celebre en sus respectivos países. El señor Ministro de Justicia de Portugal manifestó que renuncia a su propuesta a favor de Brasil. La Conferencia agradeció la invitación y acordó remitir la propuesta y decisión a la Comisión Delegada de la Conferencia. La Conferencia precedió seguidamente a designar a los cuatro países que han de integrar con España la Comisión Delegada, resultando elegidos: Argentina, Brasil, El Salvador y Venezuela. A continuación, el Ministro de Justicia de España manifestó que propone que la Secretaria Permanente de la Conferencia este a cargo de la Secretaria General de la Comisión General de Codificación y, en su consecuencia, que actúe como secretario General de la Conferencia el Secretario General de la Comisión General de Codificación, y como Secretario Adjunto de la Conferencia el Vicesecretario de dicha Comisión de Codificación. La Conferencia ratifica la designación. Se da lectura a la dominada 'Declaración de Madrid' que se une como anexo a la presente acta, 1a cual fue aprobada y se acuerda su publicación. Los asistentes a la Conferencia expresan su mas viva gratitud al Gobierno de España y a su Ministro de Justicia por la iniciativa de la Conferencia y por su organización, y al pueblo de España por cuanto significa y sus atenciones. El Presidente de la Corte Suprema de la República de Costa Rica deja constancia de que ha estado de acuerdo con las recomendaciones adoptadas y aprueba el acta y la 'Declaración de Madrid', pero debiendo entenderse que pondrá su empeño en la realización de aquellas recomendaciones para cumplir los altos fines y propósitos de la reunión en la medida en que lo permitan la Constitución Política y las Leyes de su país; y, por supuesto, de que no se trata de arreglo, convenio o tratado internacional que deban aprobar los Poderes Legislativo o Ejecutivo, pues para convenir en cualquiera de ellos, aun 'ad Referéndum', carece en absoluto de atribuciones. El Sr. Embajador de Chile desea se deje constancia de que su asistencia y la del Profesor Hugo Pereira ha sido en calidad de Observadores. Se aclara que la firma de los señores asistentes se entiende, en todo caso, con las limitaciones establecidas por los ordenamientos jurídicos de cada uno de los países. Se invita a todos los países para que ratifiquen la presente Acta antes de finalizar el corriente año. Firman ad referéndum la presente Acta en Madrid a la clausura de la Conferencia el día 19 de septiembre de 1970.

Cuenta varios

Almeyda, Clodomiro

Oficio Nº 1.012

Santiago, 11 de noviembre de 1970.

Señor Ministro:

Nos es muy grato comunicar a Ud. que el Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales en sesión celebrada el día de ayer acordó dirigirse a Ud. para manifestarle su complacencia por la designación de que ha sido objeto, por parte de S.E. el Presidente de la República, como Ministro de Relaciones Exteriores, lo que no solamente significa el reconocimiento de su capacidad personal e idoneidad para tan elevadas funciones sino que constituye la culminación de su vida dedicada por entero a los superiores intereses de la causa publica, todo lo cual es un augurio de buen manejo y éxito en nuestros tratos y vínculos internacionales. A1 transmitirle a Ud. este acuerdo unánime del Consejo de que Ud. forma parte, nos asociamos personalmente a la auspiciosa complacencia que ese acuerdo contiene. Saludan al Sr. Ministro atentamente Afmos. y S. S.

Eugenio Velasco Decano

Luis Cousiño Mac-Iver Secretario Facultad

Al Señor Ministro de Relaciones Exteriores Don Clodomiro Almeyda Presente.

Escudero Guzmán, Julio

Con fecha 16 de julio del presente año el Consejo de la Facultad toma conocimiento de un oficio del Jefe de la Sección Nombramientos y Remuneraciones de la Universidad, en el cual se comunica que el profesor don Julio Escudero Guzmán se ha acogido a jubilación a contar del 1º de junio de 1970. El profesor Escudero se desempeñaba a la fecha como Director del Seminario de Derecho Internacional Publico y ejercia a la vez la catedra de la misma especialidad desde largos años.

Lira Urquieta, Pedro

Oficio Nº 1.010

Santiago, 11 de Noviembre de 1970.

Señor Académico: Nos es muy grato comunicar a Ud. que el Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile, en sesión celebrada el día 10 del presente, acordó dirigirse a Ud. para manifestarle su complacencia por el merecido homenaje rendido a Ud. por la Universidad Católica en atención a los altos méritos que adornan su destacada personalidad y, especialmente, a su permanente dedicación a lo largo de toda una vida a la investigación y enseñanza del Derecho. Al transmitirle este acuerdo, nos asociamos personalmente a la celebración de este justo acto de reconocimiento, ya que sus importantes servicios a esta casa de estudio fue motivo de la mas alta y honorífica distinción que otorga la Universidad de Chile al designarlo como Miembro Académico de la corporación.

Saludan atentamente a Ud. Sus afmos. y S. S.

Eugenio Velasco Decano

Luis Cousiño Mac-Iver Secretario Facultad

Al Señor Académico Don Pedro Lira Urquieta Presente.

Licenciatura

El Consejo de la Facultad modifico algunas disposiciones sobre el actual sistema de Licenciatura en su sesión de 4 de junio, acordando al respecto modificar el reglamento de la Escuela de Derecho en lo referente a ello. Primero. Se agrega un inciso final al articulo 38 del Reglamento, que diga: 'El postulante podrá, a su libre arbitrio, cumplir con los requisitos señalados en los N.os 1 y 2 en el orden que prefiera, pero no se le otorgara el grado respectivo, sino cuando acredite haber sido aprobado satisfactoriamente en ambos'.

Segundo. Se reemplaza la palabra 'quinto' usada en el inciso 2? del articulo 43 por la palabra 'octavo'.

Tercero. Se reemplazan los incisos cuarto y quinto del articulo 43 por los siguientes:

'El examen de Derecho Civil y Derecho Procesal comprenderá las siguientes materias de Derecho Positivo: 1º) Teoría de la ley; teoría de los actos jurídicos; teoría de las obligaciones; teoría de los contratos, y contratos en particular. 2º) Jurisdicción y competencia; reglas generales del procedimiento civil; el juicio ordinario; el juicio sumario; juicio de menor cuantía; procedimientos ejecutivos generales; recursos; reglas generales de procedimiento penal; juicio ordinario por crimen o simple delito de acción publica; juicio por crimen o simple delito de acción privada y recursos en materia procesal penal. El Presidente de la comisión dirigirá el examen de modo que el interrogatorio verse preferentemente sobre los principios fundamentales de las mismas asignaturas, evitando excesivos detalles, pero en forma que permita destacar precisamente cada institución o materia, diferenciarlas entre si y apreciar su naturaleza y elementos y sus características básicas'. 'Las cédulas correspondientes a las demás asignaturas serán elegidas por el candidato siete días antes del examen ante el Secretario de la Facultad, o quien lo reemplace'.

Cuarto. Se reemplaza el articulo 44 por el que sigue: 'Para optar al grado de Licenciado los candidatos presentaran una solicitud al Rector antes del 1º de diciembre de cada año, a la cual se agregara, por sección, títulos y Grados de la Universidad, un certificado de las votaciones obtenidas en los exámenes rendidos. 'Completaran el respectivo expediente un certificado del Secretario de la Facultad en que conste la cédula y asignatura escogidas por el postulante, el Acta de examen que de testimonio de la calificación del mismo y copia de los Informes recaídos en la Memoria o Trabajo de Investigación realizado. En el caso de aprobación en el examen oral, el Secretario certificara la calcificación final que corresponde y devolverá el expediente al Rector para el otorgamiento del diploma de licenciado. 'Para la calcificación final, el Secretario observara el siguiente sistema:

a) Calculara el promedio de las notas obtenidas por el postulante en el curso de sus estudios, el que hará sumando las notas de sus exámenes aprobados y dividiendo esta suma por el numero de ellos. El cuociente resultante lo expresara con dos decimales y lo multiplicara por dos;

b) Determinara, en seguida, la nota promedio que el candidato hubiere obtenido en su Memoria o Trabajo de Investigación en su caso. Este promedio lo obtendrá sumando la calcificación dada por el Director del Seminario respectivo con la del Profesor informante y dividiendo esta suma por dos;

c) Multiplicara por dos la nota de aprobación obtenida por el postulante en el examen oral, según el Acta respectiva;

d) Los resultados obtenidos por la aplicación de lo dispuesto en las letras precedentes los sumara, incluyendo las decimales correspondientes. La suma así calculada la dividirá por cinco y, si en este ultimo cuociente aparecieren decimales, subirá la nota al entero inmediato que corresponda, si fueren superiores a cincuenta centésimos. En caso contrario, los decimales serán desestimados.

La nota así obtenida será la calcificación final del candidato'.

Quinto. Se reemplaza el 45 por el siguiente: 'La Comisión Examinadora será formada por el Decano, que la presidirá, por el Secretario de la Facultad y por cinco profesores. A falta de alguno o de ambos de los dos primeros, serán reemplazados por los profesores de mayor y de menor antigüedad en sus cargos, respectivamente. Su quórum será de cinco miembros. E1 Decano determinara los días de la semana y horas en que funcionen las comisiónes examinadoras, asimismo como el numero de ellas, durante el periodo ordinario en que la Escuela permanezca en funciones, entre el 15 de marzo y el 30 de noviembre. En casos calificados, podrá autorizar el funcionamiento de ellas entre el 1º y el 31 de diciembre. La Comisión calificara el examen oral en la forma establecida en el articulo 32, aceptandose como votación la que cuente con la mayoría de los examinadores. En caso de empate decidirá el Presidente de la Comisión Para los efectos de la calcificación, las diferentes fases del examen serán apreciadas en conjunto, salvo que la mayoría estimare conveniente poner termino a la prueba durante su desarrollo'. Posteriormente presto su aprobación a la reforma el Consejo Superior de la Universidad, pero introduciendole algunas pequeñas modificaciones, a saber:

1º) Que no se puede suspender el examen, ya que esa decisión es incompatible con lo resuelto respecto de que el resultado del examen corresponde a una apreciación global; 2º) que la misión del Presidente de la Comisión no debe ser redactada en forma imperativa, de 'Dirigir', sino de 'procurar dirigir', y 3º) que la ponderación de la nota final, en los casos de alumnos distinguidos con nota promedio superior a 5 y con menos de dos años de egresados, debe hacerse multiplicando la nota del examen por uno, en lugar de dos, y dividiendo la suma por cuatro, en lugar de cinco.

Instituto Latinoamericano para el Desarrollo y el Derecho

En su sesión de fecha 22 de septiembre del presente año el Consejo de la Facultad aprobó por 18 votos a favor y 5 abstenciones la posible creación de un Instituto Latinoamericano de Derecho y Desarrollo, acordando firmar posteriormente para estos efectos un convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo, que en definitiva deberá ratificar nuevamente el Consejo de la Facultad.

La discusión de esta idea contó con una amplia exposición hecha por el señor Decano y asimismo una ayuda memoria conteniendo las conversaciones sostenidas al efecto con el Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, don Felipe Herrera, copia de la cual insertamos a continuación de la nota de la Facultad a esa institución de crédito informandole sobre el particular:

Santiago, 29 de septiembre de 1970.

Of. Nº 960

Señor Presidente: Nos es grato manifestar a Ud. que el Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile, en sesión realizada el día 22 del presente, acordó aprobar el contenido del Aide Memoire elaborado en Washington, con fecha 13 de agosto del presente año, con relación a la creación del 'Instituto Latinoamericano de Derecho y Desarrollo' y expresar su deseo de colaborar entusiastamente en ella. Corresponde, pues, ahora el estudio de la organización y reglamentación del Instituto proyectado, así mismo como del Convenio respectivo, para los fines de formalizar su creación durante el seminario que se realzaría en el mes de enero próximo. Sin otro particular, tienen el agrado de saludar a Ud. como sus Afmos y Ss. SS

Eugenio Velasco Decano

Luis Cousiño Mac-Iver Secretario Facultad

Al señor Presidente Don Felipe Herrera Lane Banco Interamericano de Desarrollo Presente.

Aide Memoire

Felipe Herrera, Eugenio Velasco, Luciano Tomassini

13 de agosto de 1970.

La reunión celebrada con esta fecha en las oficinas del Sr. Herrera tuvo por objeto pasar revista a los antecedentes mas recientes vinculados a la creación de un Instituto Latinoamericano de Derecho y Desarrollo. El Sr. Herrera reitero el interés con que el Banco ve la posibilidad de poner en marcha un programa en el campo antes mencionado. Recordó que, desde el punto de vista organizativo, hasta ahora se han contemplado dos alternativas. La primera propiciaría la creación de un instituto sobre bases independientes, con sede en algún país latinoamericano. La segunda consistiría en la creación de un instituto asociado con alguna organización nacional ya existente, como FLACSO u otra. En todo caso bebería asegurarse el carácter regional de la proyectada institución El Sr. Velasco expreso que en esta oportunidad era portador de la opinión de los decanos de las cuatro facultades de Derecho existentes en Chile, quienes después de analizar cuidadosamente el proyecto habían acordado en forma unánime prestarle el mas decidido respaldo, dentro de los siguientes lineamientos:

1. Se recomendó la adopción de una formula intermedia entre la creación de un gran instituto que pudiera duplicar algunas de las actividades desarrolladas por las facultades de Derecho latinoamericanas y el establecimiento de un simple programa de apoyo financiero a iniciativas jurídicas provenientes de las universidades nacionales. Esta formula intermedia contemplaría la creación de una entidad formada por un reducido núcleo de especialistas de alto nivel y asociada a las facultades de Derecho que estuvieron interesadas en este programa. Esta asociación se formalizaría en cada caso mediante convenios. 2. Si bien se contemplo la asociación inmediata de las facultades de derecho chilenas al proyectado Instituto, se considero que debería dejarse abierta la oportunidad para que otras facultades de Derecho latinoamericanas se incorporaran gradualmente al programa, asociandose con el Instituto. Al respecto, se estimo que en una primera etapa las facultades de los países miembros del grupo andino podrían encontrar en estas formulas promisorias perspectivas de cooperación.

3. El Instituto proyectado debería tener un órgano de gobierno colegiado, en que las facultades de Derecho asociadas tuvieran algún o algunos representantes.

4. La colaboración entre el Instituto y las facultades asociadas se verificaría a través de equipos flexibles constituidos para desarrollar proyectos específicos de investigación, formación o asesoría. Lo anterior excluiría la idea de que cada facultad designe en forma permanente a determinados profesores para colaborar con el Instituto. En lugar de eso, se buscaría en cada oportunidad a las personas mas adecuadas en atención a la naturaleza del proyecto respectivo.

5. Desde el punto de vista financiero, la formula anteriormente descrita no seria excesivamente costosa. Los sueldos de los profesores o investigadores vinculados a cada proyecto continuarían siendo pagados por las facultades respectivas. El nuevo Instituto proporcionaría los recursos adicionales para desarrollar los proyectos, pagando rubros tales como viajes, reuniones, intercambio de profesores, contratación de consultores por periodos breves, etc. Esto implica que una parte apreciable del presupuesto del nuevo Instituto debería reservarse para el financiamiento de estas operaciones llevadas a cabo conjuntamente con las facultades de Derecho nacionales.

6. El núcleo central del Instituto, ademas de llevar a cabo directamente algunos proyectos pilotos de investigación o adiestramiento, se dedicaría fundamentalmente a la elaboración de los programas de cooperación. con las facultades y a la orientación y supervisión de la labor de los correspondientes grupos de trabajo.

7. Se dejo constancia de que los decanos chilenos están abiertos a la adopción de cualquiera de las dos alternativas institucionales mencionadas mas arriba, siempre que la especialización disciplinaria y la autonomía directiva del nuevo Instituto sean respetadas.

8. Se destaco la necesidad de aunar la investigación jurídica con la organización de cursos y seminarios. En este ultimo aspecto, se señaló la conveniencia de realizar próximamente en Chile un seminario de alto nivel sobre el papel del hombre de Derecho en el proceso de desarrollo. Dicho seminario podría efectuarse a comienzos de enero, lo que daría oportunidad para formalizar la creación del nuevo Instituto. A continuación el señor Velasco señaló dos hechos que, a su juicio, crean perspectivas muy alentadoras para la actuación de un Instituto de esta naturaleza, principalmente en Chile. El primero consiste en que el proceso de departamentalización en que están entrando las facultades chilenas de Derecho y la tendencia a que una proporción cada vez mayor del cuerpo académico funcione como profesores de medio tiempo o tiempo completo esta multiplicando las facilidades existentes para investigación. La segunda circunstancia se refiere a la existencia de planes para dinamizar las lineas de publicaciones de la Editorial Jurídica de Chile.

Director Escuela de Derecho renuncia

Of. Nº 974

Santiago, 1º de octubre de 1970.

Señor Profesor: Nos es grato comunicar a Ud. que el Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, en sesión celebrar el día trece del presente, fue informado del hecho de haberse Ud. Acogido a la jubilación en sus cargos del Director de la Escuela de Derecho y de Profesor de Derecho Civil de la misma, a partir del primero del presente. El Consejo acordó, unanimidad de los miembros asistentes, hacer llegar a Ud. Los sentimientos que lo afectan por el alejamiento de sus funciones, que privan a la Universidad de tan importantes servicios, y, al mismo tiempo, agradecen su valiosa y destacada colaboración prestada durante largos años, durante los cuales demostró no solamente una singular eficiencia, sino que dio un testimonio de cumplimiento del deber y de sacrificada labor académica, que ha de servir de ejemplo para docente y estudiantes del futuro. El Consejo acordó solicitar del señor Rector su designación como profesor Extraordinario de Derecho Civil en atención a los altos merecimientos que lo rodean, los que lo hacen acreedor de tan señalada distinción. Sin otro particular, saludan atentamente a Ud. sus Afmos. y Ss. SS

Eugenio Velasco Decano

Luis Cousiño Mac-Iver Secretario

Al señor profesor don Avelino León Hurtado Presente.

Oficio Nº 975

Santiago, 14 de octubre de 1970. Señor Rector: El Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, en sesión celebrada el 13 del presente, acordó designar como Profesor Extraordinario de Derecho Civil a don Avelino León Hurtado, conforme a lo dispuesto en el articulo 19 del Reglamento respectivo. Lo que comunicamos a Ud. para los efectos del otorgamiento del titulo respectivo. Sin otro particular, lo saludan atentamente a Ud. sus Afmos. y SS SS

Eugenio Velasco Decano

Luis Cousiño Mac-Iver Secretario Facultad

al señor Rector de la Universidad

Designación Interino

Con motivo de la expiración de los efectos de la ley 17.200, y, por ende, del receso del Consejo de la Facultad, el decano motu proprio designo en el carácter de interino por el plazo de un mes como Director de la Escuela de Derecho al señor Rafael Lasalvia Copene, designación ratificada por el Consejo de la Facultad en sesión de 13 de octubre, acordando mantener el interinato mientras no se promulgue el nuevo Estatuto Universitario o se suprima el cargo.

Profesores Extraordinarios

Echavarria, Alberto; Prats, Belisario

El Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales a propuesta del Decano aprobó la designación de los señores Alberto Echavarria y Belisario Prats como profesores extraordinarios de la Facultad, por tener mas de diez años de servicios y en atención a la eficiencia con que desempeñaron por años sus respectivas cátedras.

Profesores Extranjeros

Rector de la Universidad Karl Marx

Sesión del 10 de noviembre. Se dio cuenta de la visita realizada a la Facultad por el Rector de la Universidad Karl Marx, de Leipzig, durante la cual converso con el señor Decano sobre la posibilidad de modificar el Convenio existente con la Universidad de Chile, en especial para extenderlo a nuestra Facultad respecto de la colaboración docente y de publicaciones, de manera permanente. Así mismo, se hablo sobre la posibilidad de traducción y publicación de algunas obras alemanas y entre ellas de los modernos códigos de Alemania Oriental.

Premio Pedro N. Montenegro

Sesión 27 de octubre.

Se tomo nota del acta levantada por la comisión designada por el Consejo para discernir los premios 'Pedro N. Montenegro' correspondientes a los años 1964 a 1969. Vistos los antecedentes de los alumnos correspondientes a esos años, la comisión evacuo el siguiente informe: 1964 María Dora Martinic y don Francisco Fernández Fredes, quienes por tener iguales méritos compartirán el premio. 1965 Don Roberto Guijon. 1966 Don Hernán Bosselin Correa 1967 Don Jorge Strecter Prieto 1968 Don Hernán Montealegre 1969 Doña María Victoria Valencia.

Repartición Académicos de la Facultad

Por oficio Nº 936, de fecha 21 de agosto, el secretario de la Facultad transcribe a los directores de los diferentes Departamentos la comunicación emanada por la Comisión de Investigación Científica de la Universidad de Chile, rogandoles se sirvan informar al Consejo de la Facultad si existen académicos dentro del área de su Departamento que se encuentren en algunas de las situaciones se?aladas y, en caso afirmativo, que acompañen los antecedentes necesarios. La comunicación es del tenor siguiente: 'Señor Decano: La Comisión de Investigación Científica ha acordado dirigirse a Ud. con el propósito de solicitarle se sirva obtener de todos los departamentos de su Facultad las peticiones fundadas de repartición de distinguidos académicos chilenos que se encuentran en el extranjero, o que han regresado al país, y que en ambos casos desean trabajar en la Universidad de Chile como investigadores en una determinada área del conocimiento. Rogamos que cada petición venga acompañada de los antecedentes necesarios, curriculum vitae, monto del sueldo mensual, fecha de inicio del posible contrato en 1970, valor del traslado y el costo total que la repartición implicaría para la Comisión de Investigación Científica para el año 1970. Nos permitimos comunicar a Ud. que la Comisión espera recibir las peticiones por su intermedio antes del 3 de agosto del año en curso. Saluda atentamente a Ud. S.S.S. Félix Schwartzmann T., Presidente'.

Editorial Jurídica de Chile

Santiago, 19 de mayo de 1970.

Señor Decano: Desde abril de 1959 hasta la fecha, o sea, durante mas de once años, he desempeñado la presidencia del H. Consejo de la Editorial Jurídica de Chile, primero como Decano titular y luego después por delegación del actual Decano, legalmente aprobado por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile. Aunque no lo parezca, es un cargo difícil de servir, que absorbe mucho tiempo, que provoca no pocos desagrados y, sobre todo, que impone una seria responsabilidad por la administración e inversión de los cuantiosos fondos que constituyen la reserva con que cuenta la Editorial Jurídica para el evento de que una nueva ley pueda cercenar los ingresos con que actualmente cuenta para cumplir su cometido. La actual estructura de la Editorial es la que le dio mi antecesor en el cargo, el eminente profesor D. J. Raimundo del Rio Castillo, quien señaló también la forma de trabajo, que ha permitido realizar hasta la fecha una vasta labor, por cierto no exenta de criticas, pero en todo caso positiva, ya que en veintidós años de labor ha logrado publicar mas de ochocientos títulos. Existe por parte de algunos señores Consejeros el propósito de reestructurar la Editorial y, como no comparto algunas de las ideas que se han esbozado -porque considero que ellas aun pondrían poner en peligro la estabilidad de la empresa-, creo que no soy la persona mas indicada -como Presidente del consejo- para llevar estas reformas a un feliz termino, especialmente si se considera que no pretendo ser experto en materias editoriales ni en el comercio de libros. Con el objeto de poner en practica esta reorganización, se ha consultado la opinión de un grupo escogido de publicistas para que asesoren al Consejo- en la formalización de una nueva política editorial que permita emplear los cuantiosos recursos de la institución en el cumplimiento efectivo de sus finalidades. Estos asesores, después de formular acerbas criticas a la labor realizada hasta la fecha, han manifestado una serie de ideas de extraordinario interés que, si bien no se han concretado en acuerdos del Consejo-, seria posible llevar a la practica si se contase con la colaboración de los mas destacados juristas de la república y con la cooperación de los principales distribuidores de libros del país y del extranjero. Sin embargo, en cuanto a lo primero, conviene no olvidar que los verdaderos juristas del país se dedican por entero al ejercicio de la profesión de abogado o al desempeño de elevados cargos públicos que absorben la totalidad de su tiempo y no les da la oportunidad de escribir, aun cuando pudiesen percibir elevadas remuneraciones. En un informe que he tenido la oportunidad de hojear, se dice que existe en la Facultad verdadera alarma, por cuanto la Editorial no cumple con los fines y objetivos para los cuales fue creada, y es motivo de una critica especial la circunstancia de que, mediante una administración ordenada de los ingresos que recibe la Editorial, tanto durante la Presidencia del Sr. del Rio, como durante la mía, haya logrado reunir un fondo que le permitiese una ampliación de sus actividades en el futuro; y, sin embargo, mediante ello será posible realizar la vasta labor editorial que se propone cumplir con proyecciones nacionales e internacionales. Esta medida no ha obedecido al solo propósito de capitalizar, como lo afirma el asesor, sino al deseo de asegurar la vida futura de la Editorial que, en forma permanente, se ha visto amagada con la posibilidad de que una nueva ley pudiera despojarla de sus ingresos. Por otra parte, una medida de elemental prudencia aconseje administrar en forma mesurada fondos que provienen del aporte de los contribuyentes. Quiero dejar testimonio de que las distinguidas personalidades que han integrado el consejo de la Editorial, sea en representación del H. Congreso Nacional, sea en representación de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile, al igual que el suscrito, hemos desempeñado estos cargos en forma absolutamente desinteresada, sin otro estimulo que el deseo de servir a la Editorial y a la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, de la cual forme parte por mas de cuarenta y cinco años. Es justo hacer llegar hasta ellos mi sincera gratitud por la labor realizada y por la colaboración que en todo momento me prestaron para el desempeño del cargo de Presidente. Como deseo que mi presencia en el cargo de Presidente no vaya a obstaculizar la labor de la Editorial, y como deseo también que se ponga termino ala alarma que existe en la Facultad, y como no querría, tampoco, compartir la responsabilidad de un eventual fracaso de la nueva estructura de la Editorial, vengo en concretar ante el señor Decano la renuncia al cargo de Presidente del H. Consejo de la Editorial que desde hace algún tiempo le había anunciado. Agradeciendo al señor Decano la confianza que me ha dispensado al delegar en mi persona este cargo que a el corresponde desempeñar en conformidad a la ley, aprovecho la oportunidad para saludarlo con el invariable afecto de un viejo amigo y colega.

(hay firma) Darío Benavente

Al señor don Eugenio Velasco Letelier Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad de Chile Presente.

Santiago, 25 de junio de 1970.

Of. Nº 865

Señor Presidente: Comunico a Ud. que el Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, en sesión celebrada el día 18 de junio ultimo acordó aceptar su renuncia como Presidente de la Editorial Jurídica de Chile y que el Decano de la Facultad, don Eugenio Velasco, manifestó su propósito de asumir personalmente, en conformidad ala ley, la presidencia de la corporación. Al mismo tiempo, el Consejo acordó dejar constancia en Acta de su agradecimiento por los abnegados y prolongados servicios prestados por Ud. a la Editorial, cuya importancia es difícil destacar en sus verdaderos relieves, pero los cuales fueron presididos siempre por la corrección de sus actos, por la denodada defensa de los intereses del organismo, por la seriedad de sus publicaciones y, muy en especial, por su espíritu de trabajo y esfuerzo que no solamente dieron reputación a la Editorial dentro de los limites patrios sino también en el extranjero. Al asociarme a este homenaje, tan justo como merecido, creame señor Presidente que lamento profundamente la resolución tomada por Ud. Lo saluda atentamente,

Luis Cousiño Mac-Iver Secretario Facultad

Al Señor Presidente Don Darío Benavente G. Editorial Jurídica de Chile Presente.

Publicación de Textos Universitarios

Oficio Nº 893

Santiago, 7 de julio de 1970.

Señor Decano: El H. Consejo de la Editorial Jurídica de Chile, en su sesión Nº 260, de fecha 29 de junio de 1970, acordó dirigirse a Ud. con el objeto de representarle su propósito, en orden a que la Editorial tome a su cargo la publicación de las obras que la Facultad de su digna Dirección juzgue necesarias para facilitar, a docentes y alumnos, la enseñanza y el estudio de las disciplinas a que cada una de ellas corresponda. Atinente con el acuerdo anterior, me permito rogar a Ud. se sirva, si lo tiene a bien, disponer las medidas conducentes a que los organismos competentes de esa Facultad remitan al H. Consejo la nomina de las obras susceptibles de ser publicadas con el patrocinio de esta entidad, las que serán consideradas por el Comité de Publicaciones de la Editorial. En espera de verme favorecido con su estimable acogida, hago propicia la oportunidad para saludarlo muy atentamente,

Eugenio Velasco Letelier Presidente

Escuela de Servicio Social Alejandro del Rio

En su sesión de fecha 24 de octubre el Decano da cuenta al Consejo de la Facultad de haberse aprobado por el Consejo Superior de la Universidad el Convenio celebrado con el Servicio Nacional de salud de traspaso de todas las escuelas profesionales de su dependencia, entre las cuales se encuentran la Escuela de Servicio Social 'Alejandro del Rio'

Elección Presidencial

Con fecha 8 de Septiembre se reunió extraordinariamente el Consejo de Administración de la Facultad bajo la presidencia del Decano don Eugenio Velasco y con la concurrencia de los siguientes miembros: Bustos, Juan; Carrasco, Carlos; Etcheberry, Alfredo; Figueroa, María Angélica; Flisfisch, Mauricio; Fortín, Carlos; Garay, Mario; Madariaga, Hugo; Pinto, Humberto; Politoff, Sergio; Quiroz, Eliana; Rioseco, Alberto; Ross, Luis; Sepúlveda, Lucia; Zenteno, Julio; Barria, Pedro; Pizarro, Rosa María; Portales, Carlos; Quiroga, Fernando; Vial, Patricio; Sobarzo, Emilio y Zuñiga, Bernardo. Se desempeño como Secretario Accidental el Consejero don Mauricio Flisfisch. El Consejo por unanimidad de los presentes aprobó el voto que a continuación se transcribe comisionando al Decano de la Facultad y a los Consejeros: Lucia Sepúlveda, Mario Garay, Mauricio Flisfisch, a los presidentes de los Centros de Alumnos de las tres Escuelas y en representación de los funcionarios administrativos a los señores Sobarzo y Zuñiga para transmitir este acuerdo al candidato presuntivamente electo, señor Salvador Allende Gossens. 'El Consejo de la. Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, consciente del especial significado que tiene su pronunciamiento sobre la elección del Presidente de la República y de su deber patriótico de contribuir al mantenimiento de la tradición democrática del país, acuerda:

1. Expresar su complacencia por el ejemplar acto cívico que constituyo la jornada eleccionaria del 4 de septiembre pasado, que culmino en una clara y significativa mayoría del doctor Salvador Allende.

2. Manifestar el convencimiento de que, cualesquiera hayan sido las tendencias de opinión que separaron a los chilenos antes de la elección, hoy es un ineludible imperativo, para el normal desenvolvimiento institucional, que el doctor Allende sea proclamado Presidente de la República por el Congreso Nacional.

3. Condenar cualquier tentativa dirigida a confundir o perturbar la tranquilidad y el orden públicos mediante agitación, rumores o maniobras especulativas o financieras, lesivas para el interés nacional, y llamar a toda la ciudadanía a permanecer vigilantes en resguardo del régimen democrático y de la voluntad mayoritaria del pueblo expresada ilegítimamente en las urnas.

4. Comisionar al señor Decano para presidir una delegación del Consejo que visite al doctor Allende y, junto con congratularlo por su victoria, le comunique el presente acuerdo'.

Comisiones en el extranjero

 

 N o m b r e

C o m i s i ó n

Sesión Consejo Facultad

Lugar

Duración

Bascuñán Valdés, Aníbal

Congreso Metodología de la Enseñanza

4-VI-70

Europa

 

Bascuñán Valdés, Aníbal

Asociación Internacional Juristas Democráticos

4-VI-70

Helsinsky

15-7-70

Oyarzún, Rubén

Asociación Internacional Juristas Democráticos

4-VI-70

Helsinsky

 

Dougnac Rodríguez, Antonio

VI Congreso iternacional Minería

4-VI-70

España

16-21-III-70

Muñoz Peñailillo, Norma

Primeras Jornadas de Criminología

4-VI-70

Bs. Aires

 

Pino, Jacinto

V Jornada de Derecho Aeronáutico

11-VI-70

Quito

21-6-70

Hübner Gallo, Jorge Iván

V Jornada de Derecho Aeronáutico

11-VI-70

Quito

21-6-70

Ramírez Necochea, Mario

ONU/UNITAR

18-VI-70

La Haya

1°-7 al 31-12-70

Mengod Gimeno, Rosa María

Universidad París

30-VI-70

Francia

31-7 al 31-10-70

Moya Bernales, Moisés

Seminario Internacional de Medición        y  evaluación educacional

30-VI-70

EE.UU.

 9 semanas

Infante Figueroa, Demetrio

Princeton University, Detroit

30-VI-70

EE.UU.

27-6-70 al 27-6-71

Ortiz Quiroga, Luis

International Legal Center

9-VII-70

EE.UU.

20-7 70 al 20-12

Fernández Fernández, Sergio

International Legal Center

9-VII-70

EE.UU

15-7-70 al 31-12-70

Auger Labarca, Iván

Instituto Internacional de Administración  Pública de París

 9-VII-70

Francia

10-7-70 al 31-12-70

Pollack Eskenazi, Benny

Universidad Essex

16-VII.70'

Inglaterra

1°- 8-70 al       -8-71

Constantniesen, Paul

Universidad de Nice

16-VII-70

Francia

21-10-69 al 30- 4-70

Díaz Poblete, Marco Antonio

VI Curso Regional sobre Integración Latinoamericana

30-VII-70

Bs. Aires-Montevideo

18- 8-70 al 28-11-70

Vargas Cariola, Juan Eduardo

Archivo de Indias - Sevilla

6-VIII-70

España

1°-l0-70 al 1°-10-71

Gutiérrez, Ximena

Universidad Madrid

6-VIII-70

España

26- 9-70 al 26- 7-71

Williams Benavente, Jaime

Universidad Roma

13-VIII-70

Italia

28- 9-70 al 28- 7-71

Cejudo López, Jorge

Universidad Madrid

22-IX-70

España

1l-10-70 al 31- 3-71

Bravo Lira, Bernardino

Historia del Derecho en el Área del Derecho Germánico

13-X-70

Alemania

20-10-70 al 20-10-71

Ottenberger Sandoval, Ana

Universidad Berkeley-California

20-X-70

EE.UU

15-10-70 al 15- 4-71

Rojas Besoaín, M. Olga

Nuevos Métodos sobre Sistema Judicial en Materia Criminal

1°-XII-70

EE.UU

15-12-70 al 31- 1-71

 

 

 

 

International legal center

A continuación las notas intercambiadas entre las autoridades del International Legal Center y el Rector de la Universidad de Chile,cerca del programa legal por desarrollarse en el período de los dos años siguientes: 31 de marzo de 1970

Señor don Edgardo Boeninger K., Rector Universidad de Chile Presente.

Estimado Sr. Rector:

Tengo el agrado de comunicarle que con fecha 6 de mano de 1970 la Fundación Ford otorgó una subvención suplementaria al International Legal Center para la continuación del Programa Legal en Chile por un período de dos años. La donación contempla US$ 152,000 para las Escuelas de Derecho que participan e n e 1 programa US$ 80,000 para investigaciones, US$ 32,000 en apoyo de las bibliotecas, y US$ 32,000 para proyectos especiales. El International Legal Center se encargará de distribuir estos fondos a medida que los Decanos o Directores de las diversas Escuelas de Derecho propongan proyectos específicos. Los pagos se realizarán trimestralmente, conforme a los presupuestos presentados por las Escuelas de Derecho.

De acuerdo con el patrón establecido en la subvención anterior, se contempla nuevamente que las Universidades contribuyan a sufragar el costo de las investigaciones, al igual que en el caso de los proyectos especiales, siempre que esto sea posible. En la nueva donación no se han presupuestado de antemano contribuciones específicas a ninguna universidad determinada para el desarrollo de investigaciones ni de proyectos especiales. En cambio los US$ 80,000 para investigaciones y los US$ 32,000 para proyectos especiales correspondientes al período de dos años de la nueva subvención serán distribuidos por el International Legal Center a medida que los Decanos o Directores elaboren y presenten proyectos específicos. Los decanos y directores de las diversas escuelas están en conocimiento de que los fondos podrán ser invertidos solamente en proyectos que digan relación con problemas de importancia social para Chile, enfocados desde un punto de vista del principio de 'la ley en acción'. La investigación deberá asimismo implicar a profesores chilenos y sus ayudantes en investigaciones de carácter empírico.

Un aspecto nuevo e importante del Programa Legal en Chile surge del establecimiento del Instituto de Docencia e Investigaciones Jurídicas. Este centro, dirigido por profesores de las Escuelas de Derecho participantes que siguieron cursos de perfeccionamiento en los EE.UU. gracias a becas otorgadas por el Programa, representa un paso significativo y promisorio en cuanto a la capacitación de profesores de Derecho en Chile. Seminarios de docencia, preparación de materiales de enseñanza y otras actividades del Instituto serán financiadas por medio de la donación de la Fundación Ford al International Legal Center.

La nueva donación, al igual que 11 anterior, contempla el envío de profesores chilenos a los EE.UU., donde tomarán parte en un programa especial dedicado principalmente a la metodología de la enseñanza y a la investigación empírica. Diversos cambios en este programa han sido introducidos tras extensas conversaciones con los decanos y directores de las Escuelas de Derecho.

Durante los últimos tres años los profesores chilenos se han dirigido a la Escuela de Derecho de la Universidad de Stanford para asistir a un Seminario de cuatro meses de duración, realizado durante el receso de verano de esta Escuela, y dedicado principalmente al estudio de la pedagogía del Derecho. Al término del Seminario, los becarios chilenos pasaron el resto del calendario en otras escuelas de Derecho de los EE.UU. o en organismos gubernamentales, trabajando en campos de su especialización y preparando materiales de enseñanza para las clases activas. En vista de labor del Instituto, ha sido posible acortar la estadía en los EE.UU. a cinco meses. Dado a que el próximo Seminario se efectuará desde julio a diciembre, los profesores chilenos tendrán la oportunidad de observar el desarrollo de las clases regulares y otros aspectos de las Escuelas del Derecho norteamericanas en plena marcha, así como de otras institución legales en ese país.

A su regreso a Chile los profesores no reanudarán de inmediato sus actividades docentes en la Escuela de Derecho, sino que dedicaran el periodo de marzo a julio a preparar materiales de enseñanza, a efectuar investigaciones empíricas y a colaborar con el Instituto. Las Universidades han acordado pagar a los profesores chilenos sus remuneraciones regulares durante este periodo.

Debido a que la Escuela de Derecho de Stanford se mostró imposibilitada para llevar a cabo el programa durante el año regular de clases, se transferirá la realización del Seminario a la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York, donde se proyecta suplementar la labor sobre metodología de la enseñanza con un mayor énfasis a la investigación. La nueva donación cubre un año de este programa en la Universidad de Nueva York: el año 1970. Los Decanos o Directores de las Escuelas de Derecho participantes seleccionarán dos candidatos cada uno (excepto el Caso de la Escuela de Derecha de la Universidad de Chile en Valparaíso, que seleccionará un candidato), en consulta con la Escuela de Derecho de la Universidad de Nueva York y el International Legal Center. A su regreso a Chile, cada Universidad chilena ha acordado otorgar nombramientos de media jornada o jornada completa a los profesores capacitados en el extranjero que aún no gocen de nombramientos de este tipo, y los destinará a enseñar clases regulares (a diferencia de las denominadas 'clases prácticas'). Al igual que en el caso de la primera subvención, la Fundación Ford ha pedido nuevamente al International Legal Center que administre la donación. La administración y dirección del Programa Legal en Chile, en el contexto general de las políticas de la donación, será de responsabilidad conjunta de los Decanos o Directores de las Escuelas de Derecho chilenas, el Instituto, y el International Legal Center, en conformidad con los términos de la donación. Me permito adjuntar copia de carta en que se detallan dichos términos y el correspondiente presupuesto, enviada con fecha 6 de marzo al Sr. John Howard, Presidente del International Legal Center, por el Sr. Howard R. Dressner, Secretario de la Fundación Ford. Las Universidades deberán presentar balances trimestrales al International Legal Center. A1 término de cada año de la donación cada una de las universidades entregará al International Legal Center un informe financiero y narrativo respecto a la labor desarrollada bajo el Programa. Personeros de las Escuelas de Derecho participantes, del International Legal Center y de la Fundación Ford se reunirán al término del primer año de la donación a fin de analizar el progreso alcanzado. Recientemente hemos intercambiado ideas con las Escuelas de Derecho y el Instituto respecto a la posibilidad de que la Misión Económica de los Estados Unidos contribuya al financiamiento del programa, lo que posiblemente permitiría la extensión del Seminario en la Universidad de Nueva York a 1971 y prolongaría el plazo de la donación a tres años. La Misión Económica de los EE.UU. ha indicado su posible interés en apoyar proyectos específicos de investigación y otras actividades que digan relación con sus programas vigentes, pero no contempla prestar apoyo masivo al Programa Legal en Chile. Por lo tanto, a medida que el International Legal Center reciba proyectos específicos de las Escuelas de Derecho que puedan coincidir con los intereses de la Misión Económica, se buscará obtener el apoyo financiero de esta Institución, siempre que las Escuelas de Derecho y/o el Instituto lo deseen. Si en el futuro la Misión Económica expresa interés en proporcionar fondos para prolongar el Seminario en la Universidad de Nueva York o el período de la subvención, o para contribuir en cualquier otra forma al desarrollo del Programa Legal en Chile, nos será muy grato discutir el asunto con Ud. antes de emprender cualquier acción al respecto.

Si lo anterior concuerda con su comprensión de los términos del programa, le agradeceré se sirva devolverme firmadas las dos copias de esta carta que le adjunto; una para los archivos de la Fundación Ford y la otra para el International Legal Center. Me he permitido enviar una copia de esta carta al Decano Velasco y al Director Paolinelli para su información. Me es grato hacerle llegar mis mejores deseos de éxito para este programa tan promisorio y ofrecerle mis servicios y los de mis colaboradores para contribuir con Ud. en la realización de este valioso esfuerzo. Con las expresiones de mi mas distinguida consideración le saluda atentamente,

John P. Netherion Representante.

cc: Eugenio Velasco, Decano Facultad de Derecho Universidad de Chile Presente.

Ítalo Paolinelli, Director Facultad de Derecho Universidad de Chile Valparaíso. por Universidad de Chile

Ref.: 120/70. Santiago, 28 de mayo de 1971

Señor John P. Netherton Representante de la Fundación Ford Presente.

Estimado señor Netherton:

Nos es grato acusar recibo de su atenta de fecha 31 de marzo, así como de la fechada el 21 de abril, en la cual aclara conceptos vertidos en la primera, ambas relacionadas con la subvención de la Fundación Ford en apoyo de la continuación del Programa Jurídico en Chile por un periodo de dos años. La Universidad de Chile se complace ante la oportunidad de poder continuar participando en este Programa Jurídico. A excepción del procedimiento para la distribución de ciertos fondos, la Universidad de Chile desea manifestar su conformidad con los términos de la subvención, según lo expuesto en la carta del señor Howard R. Dressner, de fecha 5 de marzo, y las otras dos cartas mencionadas al comienzo de la presente.

El procedimiento para la distribución de fondos que estimamos debe ser discutido en su mayor profundidad, dice relación con aquellas sumas destinadas a la investigación y a proyectos especiales originados en las Facultades de Derecho participantes, así como a los fondos destinados a bibliotecas. De acuerdo con el procedimiento establecido para el uso de dichos fondos en su carta del 31 de marzo, los US$ 80.000 para investigaciones, los US$ 40.000 para bibliotecas y los US$ 32.000 para proyectos especiales deberán ser distribuidos entre las facultades de Derecho por el International Legal Center, a medida que en las diversas Facultades se vayan desarrollando proyectos específicos. Este procedimiento representa un cambio del que se empleó anteriormente, en virtud del cual las cantidades reservadas para investigaciones y bibliotecas eran distribuidas de antemano por el International Legal Center a las diversas Facultades y utilizadas por los señores Decanos o Directores para cl financiamiento de proyectos seleccionados dentro de cada Facultad. Tal cambio merece reparos desde nuestro punto de vista y consideramos que requiere de una discusión más a fondo.

Entretanto, en lo que a la Universidad de Chile se refiere, no vemos motivo alguno por el cual nuestra Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales no pueda comenzar de inmediato a participar de lleno en todos los demás aspectos del Programa Jurídico en Chile bajo la nueva subvención, con excepción de aquellos relacionados con investigación, proyectos especiales y bibliotecas.

Sin embargo, en lo que se refiere a las becas, es necesario aclarar también un punto. Se afirma en su carta de 31 de marzo que cada Universidad deberá 'otorgar nombramientos de media jornada o de jornada completa a los profesores capacitados en el extranjero que no gocen de nombramientos de este tipo, y los destinará a enseñar clases prácticas'. La Universidad de Chile no puede, por disposiciones legales, contraer el compromiso de extender nombramientos a persona determinada, ya que los cargos deben llenarse por concurso. Tampoco es posible, dentro del sistema reformado con que se imparte docencia en la Escuela de Derecho, asegurar que un docente solo hará lo que Uds. llaman 'clases regulares', puesto que la docencia queda sujeta a la dirección del Departamento respectivo, que trabaja en equipo. Por lo mismo, sobre estos puntos el compromiso no puede ir más allá de conservar sus cargos a los becarios y de asignarles a su regreso un papel importante en consonancia con la experiencia que ellos hayan adquirido.

Saluda atentamente a Ud.

Edgardo Boeninger Rector

Defunciones

Alessandri Rodríguez, Arturo

Oficio N° 795

Santiago, 10 de abril de 1970.

El Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, en sesión celebrada últimamente, acordó dirigirse a usted para testimoniarle sus sentimientos de pesar ante el fallecimiento inesperado de su ilustre padre, Miembro Académico de la Corporación, don Arturo Alessandri Rodríguez, quien con sus sobresalientes dotes de jurista, de organizador, de universitario y de pedagogo, fue el verdadero director de todo movimiento de reforma en las estructuras, en los sistemas de enseñanza, en la creación de los Seminarios, en la confección de los programas de las cátedras, en el establecimiento de la disciplina, comenzando por aquella de los profesores y, por fin, en la iniciación de la investigación jurídico social. Su extraordinario dinamismo lo llevó, incluso, a erigir la que hoy es sede de su principal casa de estudios. En verdad, si la enseñanza de nuestra disciplina ha llegado a adquirir el prestigio de que hoy goza, ello es obra primordial de la actividad creadora del preclaro maestro desaparecido, quien como nadie merece el titulo de insigne.

A1 cumplir este acuerdo del Consejo de la Facultad, no puedo menos de asociarme personalmente al elogio unánime a la persona del que fuera mi inolvidable profesor y espero en un futuro próximo organizar un homenaje público en su recuerdo, como una manifestación de gratitud a quien tan importantes servicios prestó a la carrera universitaria.

Eugenio Velasco Decano

Carlos Ruiz Bourgeois Secretario Consejo

Al señor Don Arturo Alessandri Besa Presente.

 

Posteriormente y en sesión de 4 de junio el Consejo conoció un oficio del H. Senado de la República mediante el cual insinuaba a la Facultad que como homenaje a la memoria del ex decano y profesor, se acordara dar su nombre al edificio de la Facultad, lo cual se consideró improcedente por el hecho de que en las actuales circunstancias las Escuelas como tales tienden a desaparecer, todo lo cual constituiría un homenaje solamente transitorio y además por existir otros ex profesores de relevantes méritos a quienes cabría idéntica distinción. En cambio, por unanimidad se acuerda dar el nombre de A.A.R al Aula Magna de la Escuela de Derecho. Bunster, César

Oficio N° 935

Santiago, 20 de agosto de 1970.

Señor Profesor:

El Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile en sesión celebrada el día 6 del presente rindió un homenaje en memoria de su ilustre padre, profesor don César Bunster, recordando sus altos merecimientos y la influencia que ejerció en la educación pública, a la cual dedicó sus mejores esfuerzos durante sus años de docencia y en los elevados cargos que desempeñó. Acordó, asimismo, remitir a Ud. una nota haciéndole presente sus sentimientos de pesar ante la pérdida que ha experimentado. A1 comunicara Ud. estos acuerdos nos hacemos participes personalmente en el merecido homenaje tributado por el Consejo, como, al igual, de nuestras condolencias. Saludamos atentamente a Ud. sus Afmos., y Ss. SS,

Rafael Lasalvia C. Decano Suplente Luis Cousiño Mac-Iver Secretario Facultad

al señor Profesor don Álvaro Bunster B. Presente. Correa Fuenzalida, Guillermo

Oficio N° 802

Santiago, 26 de abril de 1970.

El Consejo de Administración de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile en sesión celebrada el martes 7 del pte. se impuso del sensible fallecimiento del profesor don Guillermo Correa Fuenzalida, quien por largos años desempeñó con singular eficiencia y brillo la cátedra de Derecho Civil en la Escuela de Derecho de Santiago. Con este motivo, acordó dirigirse a Ud. y familia para manifestarle las condolencias de la Corporación por el desaparecimiento del ilustre maestro, que dejó profundas huellas de su enseñanza a numerosas generaciones de juristas, tanto por sus cualidades personales, por sus dotes de investigación y estudio como de cumplimiento del deber y dedicación al servicio de la Facultad. Al cumplir este acuerdo, me asoció personal y sentidamente a este merecido homenaje rendido a la memoria del eminente profesor.

Eugenio Velasco Decano Carlos Ruiz Bourgeois Secretario Consejo

A la señora Luz Marta Ossa de Correa Presente.

 Jiménez de Asúa Luís

Sesión del 24 de noviembre.

Con motivo de su fallecimiento x deja constancia en Acta de las relevantes condiciones del egregio maestro, cuyo aporte en el campo del derecho penal fue de una singular significación y, especialmente por lo que se refiere a nuestra Facultad, durante las numerosas visitas que realizó al país, en sus obras, en sus conferencias y en su contacto personal con los Profesores, importó una decisiva influencia en la renovación de la orientación y técnica penal, así como en los métodos de enseñanza. Se acuerda -asimismo- dirigir a la viuda del señor Jiménez el siguiente oficio:

Oficio N° 1.041

Santiago, 1° de Diciembre de 1970.

Distinguida señora:

Con motivo del fallecimiento de su ilustre esposo, el egregio maestro don Luis Jiménez de Asúa, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de Chile, a la cual él pertenecía en calidad de Miembro Honorario, le rindió en su última sesión un emocionado homenaje.

El eminente maestro desaparecido, cuya relevante personalidad había traspuesto las fronteras que separan las Naciones, representaba un alto valor cultural universal, especialmente para la ciencia jurídico-penal, a la cual entregó sus más denodados esfuerzos y en cuyo servicio publicó obras de gran enjundia, como su Tratado de Derecho Penal, el más completo existente en lengua castellana.

La influencia del maestro se dejó sentir en nuestras aulas, a las cuales él concurrió en todas las oportunidades en que estuvo en Chile, pero esta influencia se ejercitó, especialmente, sobre los maestros de Derecho Penal de las actuales generaciones, en quienes su espíritu de investigación, sus lecciones y su ejemplo fueron el más fuerte estímulo para los cambios operados en los últimos treinta años en las posiciones doctrinarias, en los programas y en los sistemas de enseñanza.

Al transmitirle las condolencias de la Facultad, a las que nos sumamos personalmente, no podemos dejar de expresarle que el luto que a Ud. en este momento aflige, es también el luto de nuestra Corporación y el luto particular muestro. Saludan a Ud. emocionalmente,

Eugenio Velasco L. Decano Luis Cousiño Mac-Iver Secretario Facultad

A la señora Dora Mercedes Briel de Jiménez de Asúa.

Ramírez Gabella, Daniel

Oficio N° 823

Santiago, 13 de mayo de 1970.

Distinguida señora:

El Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile, en sesión celebrada el 8 del presente, acordó dirigirse a usted para manifestarle su condolencia y pesar por el fallecimiento del profesor don Daniel Ramírez Gabella, quien desempeñó durante largos años, con singular brillo y eficiencia, la cátedra de Derecho Romano en la Escuela de Derecho de Santiago. Para la Facultad la desaparición de su esposo constituye una sensible pérdida, no solamente por su capacidad pedagógica del malogrado maestro, sus profundos conocimientos jurídicos y las dotes de investigador que lo adornaban sino, además, por sus condiciones personales de caballerosidad y de sentido del cumplimiento del deber, que lo señalaban como un ejemplo enaltecedor para sus colegas y discípulos. Al asociarnos personalmente a este homenaje de la Facultad presentamos a usted nuestros sentimientos de profundo pesar por el deceso del privilegiado amigo.

Eugenio Velasco Decano Luis Cousiño Mac-Iver Secretario Facultad

 

A la señora Beatriz Unwin de Ramírez Presente.

Schneider, René (General)

Con motivo del asesinato producido en la persona del General en Jefe del Ejército chileno, General René Schneider, el Consejo Normativo de la Facultad en sesión extraordinaria de fecha 22 de octubre acuerda por unanimidad:

1. Expresar la indignación que este cobarde crimen ha suscitado en todos los miembros de esta Facultad, conscientes de que a través de él pretenden sus autores, elementos terroristas de la ultraderecha, desencadenar el caos en nuestro país e impedir la culminación democrática del proceso aleccionario. 2. Manifestar nuestra solidaridad moral y nuestra consternación frente a este atento abyecto, no solo a la familia del distinguido señor General, sino a las Fuerzas Armadas de Chile, cuya posición inquebrantarle en defensa de la institucionalidad y de la Constitución motivó, precisamente, la acción de los criminales. 3. Oponer a los sediciosos la movilización de todos los sectores que componen nuestra comunidad, los que permaneceremos vigilantes en resguardo del Estado de Derecho y del destino de nuestra patria.

Uribe Herrera, Armando

Oficio N° 801

Santiago, 16 de abril de 1970.

Con motivo del sensible fallecimiento del profesor don armando Uribe Herrera, el Consejo de Administración che la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales en sesión celebrada el martes 14 del pte. rindió un homenaje en su memoria, recordando los insignes méritos del ilustre maestro, que durante largos años sirvió en la Escuela de Derecho de Santiago, formando numerosísimas generaciones de juristas y educándolas no tan sólo desde su cátedra magistral, sino, muy en especial, con su ejemplo en el cumplimiento del deber en la investigación y el estudio, que lo mantuvo en plena actividad hasta sus últimos momentos, no obstante haber ya obtenido una merecida jubilación. Al transmitir a Ud. las condolencias de la Corporación por este infausto acontecimiento que la priva de la valiosa cooperación del viejo y querido maestro, condolencias que se extienden a toda su familia, no puedo menos de asociarme en forma muy intima y cordial a este merecido homenaje.

Eugenio Velasco Decano Carlos Ruiz Bourgeois Secretario Consejo

 

A la señora Nina Arce de Uribe Presente.