Memoria de las escuelas

  • Memoria centro de investigaciones criminológicas

Resumen

Abstract

Sr. Decano Don Eugenio Velasco L. Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad de Chile. Presente.

Señor Decano: Cumplo con enviar a usted la memoria anual de actividades del Centro de Investigaciones Criminológicas. En primer lugar debo informar de las modificaciones del personal que compone el equipo de investigadores del Centro. A partir del 1o de enero de 1970, cesó en sus funciones el señor Rubén Michea Mundaca, Asistente Social, por no haber sido posible obtener ni en la planta ni en la contrata un cargo de Asistente Social solicitado. Estando vacante además el cargo de sicólogo, éste fue provisto en forma interina desde el mes de Marzo, y por concurso de antecedentes y oposición, por la sicóloga señora Berta Bravo Jara. Todo esto significó un período de entrenamiento del equipo, con un nuevo miembro, de modo de efectuar las labores interdisciplinarias tal como ha sido la línea de trabajo mantenida por este Centro. Respecto a la Dirección, esta dependencia fue subrogada hasta el 16 de Abril del año recién pasado por la socióloga que suscribe. En dicha fecha se reintegró a sus funciones la Directora titular, señora Loreley Friedman. Posteriormente, en el mes de Octubre del mismo año, la señora Friedman solicitó autorización a fin de trasladarse al Departamento de Acción Social de la Facultad que usted dirige. Habiéndosele autorizado una comisión de servicio, fue designada nuevamente como subrogante quien suscribe es­ta memoria. En cuanto a las labores de investigación, cabe destacar que en Mayo del año 1970 se dio término a una publicación iniciada en diciembre del año 1969, titulada 'Hacia una tipología del delincuente habitual de hurto y robo'. Dicha publicación es el resultado, fundamentalmente, de la investigación iniciada en el año 1967 a través de un convenio entre la Facultad y la International Legal Center, además de haberse enriquecido con estudios anteriores. Este trabajo antes de su publicación fue presentado en las Jornadas de Criminología de la Provincia de Buenos Aires, evento realizado en la ciudad de La Plata los días 21, 22 y 23 de abril, y al cual llevó la representación del Centro la Asistente Social señora Norma Muñoz Peñailillo. La exposición del tema despertó interés y finalmente se le publicó 'in extenso' en las actas de las Jornadas de Criminología, siendo este el único trabajo presentado que mereció tal distinción. A partir del mes de Junio se inició una nueva etapa en este Centro, a través de una redefinición de la línea de trabajo, tanto teórica como metodológica, y cuyos objetivos pueden resumirse muy sintéticamente, diciendo que se pretende superar la etapa exploratoria y monográfica de los estudios, reenfocar el problema criminológico desde una línea clínica a una línea social, y establecer una mayor relación entre la teoría y la práctica criminológica. Esta posición se logró luego de documentadas discusiones, cuyo material se encuentra a disposición en este Centro. A partir del mes de julio se inició un nuevo proyecto de investigación, cuyo tema es 'La habitualidad delictiva', orientado dentro de la línea de trabajo descrita. Este estudio ha sido programado para varios años de trabajo y supone la realización de una serie de investigaciones de distinto nivel. Respecto al plano docente, la nominación del señor Marco Aurelio González B. en el cargo de profesor de criminología, quien no es miembro del equipo de investigadores, marginó a1 Centro de toda práctica docente directa con alumnos de la Facultad, ya que no se solicitó nuestra colaboración. Por ello, nuestro aporte docente se remite solamente al plano de la asesoría al Departamento de Ciencias Penales y Criminología en lo referente a planes y programas, así como a curriculum. En este aspecto, así como en lo referente a investigaciones, cabe destacar la activa participación del Centro de Investigaciones Criminológicas en el Departamento de Ciencias Penales y Criminología a través del Consejo Normativo de dicho Departamento -del cual es miembro la Directora que suscribe- y de la colaboración de la señora Berta Bravo en la comisión que elaboró los planes y programas de estudio. Unido a las tareas de investigación y docencia se efectuaron algunas labores de extensión, especialmente mediante la colaboración en programas televisivos, así como a través de consultas de alumnos en materias criminológicas. Complementariamente a las funciones propias del Centro, en diciembre se procedió a la contratación a honorarios de una bibliotecaria con el fin de organizar una biblioteca especializada en criminología, labor que quedará terminada en el presente mes. De este modo, las informaciones bibliográficas criminológicas que posee el Centro quedarán a disposición de los miembros de la Facultad organizadas de manera técnica y expedita. Finalmente debo informar que en el mes de diciembre del año recién pasado se firmó un convenio entre este Centro y la Subsecretaria de Justicia mediante el cual se pretende la asesoría de la Universidad para fijar una política penitenciaria nacional que se traduzca en planes y programas. Dicho convenio fue respaldado plenamente por el Departamento de Ciencias Penales y Criminología de la Facultad, luego que se expuso de una parte los alcances científicos que tiene un compromiso de esta índole, especialmente por las posibilidades de conocimiento y por las posibilidades de prueba de las hipótesis con que se ha fijado la línea del Centro, y de otra parte, porque significa una posibilidad de concretar los postula­dos de la reforma universitaria en lo referente a la relación entre la Universidad y la sociedad en que ésta se encuentre. En relación a lo dicho quiero dejar expresa constancia de que aunque la firma del convenio ha significado una abrumadora responsabilidad para este Centro y un aumento considerable de las horas de trabajo, también ha traído consigo una riquísima experiencia para sus investigadores, por cuanto -al constituir una Comisión Central- hemos recibido una cuantiosa y amplia información proveniente de los distintos sectores involucrados en el problema criminológico; asimismo, los diferentes servicios nos han abierto por primera vez sus puertas a informaciones fidedignas y sustantivas.

 Habiendo expuesto sucintamente las principales actividades del Centro durante el año 1970, me despido de usted, y quedo a su disposición para cualquier consulta aclaratoria. Atentamente,

 M. Loreto Hoecker de R. Directora subrogante

 

Santiago, 13 de Enero de 1971.