Escuelas e Institutos

  • I.- Escuela de Derecho de Santiago

Resumen

-

Abstract

-

La matrícula total en la Escuela de Derecho de Santiago alcanzó en 1956 a 1.659 alumnos, de los cuales el 20,19% fueron mujeres (335) y el 79,81 % hombres (1.324). El 93,92% (1.558) tuvieron la calidad de alumnos regulares y el 6,8% (101), se acogieron al régimen de alumnos regulares con asistencia libre. Sólo 26 alumnos, esto es el 1,59%, tuvieron la calidad de extranjeros, de los cuales 24 fueron hombres y 2 mujeres. Las nacionalidades se distribuyeron en la siguiente forma:

 Alemanes 

 2

 Italianos

 1

 Bolivianos

 2

 Nicaragüenses

 2

 Colombianos

 1

 Norteamericanos

 1

 Ecuatorianos

 1

 Panameños

 2

 Españoles

 2

 Peruanos

 2

 Guatemaltecos

 2

 Salvadoreños

 4

Húngaros

 1

 Venezolanos 

3

  - - Total

 26

Los 1.659 alumnos se distribuyeron en los 5 cursos en la forma que sigue:
 Primer año 398 alumnos

 23,9%

 Segundo año 335       '

 20,1%

 Tercer año 313       '

 20 %

 Cuarto año 289       '

 17,4%

Quinto año 324       '

 19,5%

  - 1.659 alumnos -

En la temporada ordinaria de diciembre solo el 32 % de los alumnos matriculados, o sea, 531, se presentaron a rendir todos sus exámenes del curso respectivo. Este total se distribuyó, entre los distintos cursos, de la manera que se indica:

 -

 Hombres

Mujeres  

 Total

 %

 Primer año

 108

 38

 146

 36,68%

 Segundo año 

 108

 31

 139

 41,49%

 Tercer año 

 71

 14

   85

27,16% 

 Cuarto Año 

 58

 17

   75

 25,95%

 Quinto año 

 68

 18

   86

 26,54%

 Total

 413

 118

 531

 32 %

En la misma temporada ordinaria, solo obtuvieron su aprobación en todos los exámenes 265 alumnos, vale decir, el 15,9%. Esta cantidad se distribuyó como sigue entre los distintos cursos:

 -

 Hombres

 Mujeres

 Total

 Primer año

 38

 14

 52

 Segundo año

 46

 17

 63

 Tercer año

  32

 12

 44

 Cuarto año

  34

 14

 48

 Quinto año

  43

 15

 58

 ---

193

 72

 265

Resulta así que en primer año sólo obtuvo la aprobación de todos sus exámenes en la temporada ordinaria el 13,7% de los alumnos matriculados; en segundo año, el. 18,8%; en tercero,el 14,06%; en cuarto, el 16,61%; y en quinto, el 17,9%. De los 1.659 alumnos matriculados sólo 14 pidió y obtuvo cancelación de su matricula. En la temporada extraordinaria de marzo de 1956, 187 alumnos fueron autorizados para rendir el examen previo que tenían pendiente, y de ellos sólo 34, o sea, el 18,18%, fueron aprobados. No se presentaron a rendir el examen 129 candidatos (68,9%) y 24 fueron reprobados. El año escolar se desarrolló normalmente, circunstancia digna de mención especial. Parece útil, si, dejar constancia que se cumplió rigurosamente con la disposición reglamentaria que establece que la actividad de la Escuela debe terminar, en su aspecto docente, el 31 de diciembre de cada año. Para lograr esta finalidad, fue necesario reducir en una semana las vacaciones de invierno. La experiencia demostró que este sistema es provechoso y debe ser mantenido. También es menester hacer constar que hubo dificultades Para que algunos profesores cumplieran con las interrogaciones obligatorias que establece el reglamento, lo cual redundó en perjuicio de los alumnos de esos maestros y de la disciplina y orden de la Escuela.