Centros de estudiantes

  • Centro de Estudiantes de la Escuela de Derecho de Santiago

Resumen

-

Abstract

-

1. Directorio. - el directorio del Centro de Estudiantes de la Escuela de Derecho de Santiago estuvo integrado en el periodo 1955-1956 en la siguiente forma: Presidente, Joaquín Fontbona; vicepresidente, Luis Ortiz; presidente anterior, Orlando Cantuarias; secretarios tesoreros, Gastón Oyharcabal y Emilio Saavedra. Delegados a la Facultad: Juan Agustín Figueroa, Julio Stuardo y Francisco Cisterna. Delegados de Curso: Primer año, Santiago Labbé y Agustín Infante; Segundo año, Carlos Rubio y Eugenio Barriga; tercer año, Urbano Marín y Lionel Bastías; Cuarto año, Juan Colombo y Carlos Costanora; Quinto año, Agustín Litvak y Eugenio Silva. Delegados a la FECH hasta octubre de 1955: Hernán Quintana, Luis Labra, Luis Fernando Acuna, Hugo Zepeda, Eduardo Baeza, Arsenio Poupin, Juan Vadell y Juan Infante. Delegados a la FECH desde octubre de 1955 hasta octubre de 1956: Ricardo Lagos, Patricio Otayza, Sergio Anguita, Silvia Soto, Fernando Zañartu, Luis F. Azócar, Sergio Molina y Carlos Cruz Coke.

2. Fondo de ayuda social.- Preocupación preferente de este directorio fué la de lograr el funcionamiento de este Fondo o junta de Bienestar Estudiantil. Existente desde 1954, solo obtuvimos su funcionamiento este año, gracias al esfuerzo que los miembros de dicho Fondo desplegaron. Como presidente del Centro, presentó un plan de financiamiento para este Fondo en octubre del año 1955, el que fué aprobado y que solo pudo llevarse a la Práctica este año. Dicho plan contenía las siguientes fuentes de ingreso: 1. Donación de cinco textos de cada una de las obras que la Editorial Jurídica había publicado y de las que publicará en el futuro. Esto fue obtenido totalmente, y significo un aporte de mas de doscientos cincuenta mil pesos que ira aumentando a medida que se produzcan nuevas Publicaciones. 2. Cuota de cien pesos por alumno en matrícula anual, como aporte estudiantil al Fondo. También se obtuvo dicho ingreso, produciendo ciento sesenta mil pesos de entrada. 3. Donación de cien pesos mensuales de los profesores. Este cobro no se ha hecho efectivo aún. 4. Donaciones en dinero hechas por los abogados, las que alcanzan hoy un monto de treinta mil pesos aproximadamente. Con estas entradas, el Fondo pudo empezar su labor, aunque en forma muy limitada, llenando empero los propósitos de este organismo que vienen a satisfacer las sentidas necesidades de aquel sector de compañeros de recursos económicos precarios y que deben realizar sus estudios con enormes sacrificios. Estimo conveniente formular brevemente, una vez mas, las finalidades del Fondo de Ayuda Social. La ayuda a los estudiantes de escasos recursos, se efectúa en la siguiente forma: a) préstamos y donaciones de textos de estudio publicados por las Editoriales Jurídica y Universitaria; b) préstamos y donaciones en dinero; c) becas mensuales, en dinero, y d) donaciones en vestuario y otras ayudas. Hoy, podemos , anotar que no menos de cuarenta compañeros han obtenido la cooperación de este Fondo para proseguir sus estudios en forma normal. Cremos que en el futuro podrá significar eficaz y rápida ayuda para muchos compañeros y que ampliara su labor una vez completado el plan de- financiamiento a que nos hemos referido. El Fondo está integrado por representantes de alumnos y profesores y asesorado por la Visitadora Social. Es un deber para el presidente del, Centro, agradecer muy sinceramente el esfuerzo, constante; que pusieron siempre la señora Raquel Ceballos y el profesor don Máximo Pacheco Gómez, para lograr el funcionamiento eficiente de este organismo, como asimismo, la ayuda valiosa que tuvimos del actual Decano y del Director de la Escuela. Motivo de enorme satisfacción para el Centro. que, hoy termina su labor, es dejar organizada y funcionando esta Junta de Ayuda Local de Bienestar Estudiantil, cumpliéndose así, con uno de los puntos más importantes que prometiéramos efectuar.

3. Licenciatura.- Otro punto programático que habíamos prometido solucionar, fuel el computo de las notas de la Escolaridad en el examen de Licenciatura. La Comisión de Docencia de los alumnos, compuesta por los compañeros Juan Colombo, Alfredo Gutiérrez, Guido Machiavello, Luis Ratinoff y el presidente del Centro, a integrada después por el compañero Juan Agustín Figueroa, conoció de un anteproyecto que presentara. El presidente del Centro, y elaboró el proyecto definitivo, siendo este redactado por Juan Agustín Figueroa y el presidente del Centro. Este proyecto contemplaba, entre otros puntos de reforma, un sistema de Licenciatura que permitiera la valoración del esfuerzo desarrollado por el alumno durante los cinco años de estudios regulares, de modo que su calificación final, en forma absoluta, no dependiera de un breve examen oral final. La Comisión de Docencia de la Honorable Facultad, que estuvo integrada en esta oportunidad por los seprofesores señores Darío Benavente, Armando Uribe, Gustavo Labatut y Miguel Schweitzer, participando también en sus deliberaciones el secretario de la Facultad don Luis Cousiño y por los compañeros anteriormente citados, estudió y aprobó parcialmente dicho proyecto, el que a su vez fue complementado y definitivamente aprobado por la Honorable Facultad en sesión del 27 de junio de 1956. Las ideas básicas de las disposiciones que regirán la Licenciatura en el futuro son: 1. Las notas de exámenes anuales se conservan con todos sus decimales hasta la computación final. 2. Las notas obtenidas en los informes de la Memoria de Prueba se mantienen igualmente con los decimales. 3. El alumno queda presentado al examen oral final con dos Nota, sin sacar promedio entre ellas; sus Nota de Escolaridad y la de su Memoria. 4. El examen oral final se califica independientemente de las Nota referidas. 5. Para obtener la nota definitiva de la Licenciatura se multiplican las notas de Escolaridad por dos. De la misma forma se procede con el examen oral, y se conserva invariable la nota promedio de la Memoria. Se suman estos tres factores y se divide por cinco. El resultado deberá, en su caso, expresarse hasta con dos decimales y & ser estos superiores a la mitad del entero, subirán inmediatamente al entero superior, bajando en el caso contrario, al inferior. En todo caso, la Comisión examinadora podrá subir, por unanimidad, 'en un punto, la nota definitiva, con lo cual termina en forma favorable pare el alumno la rigidez del sistema anterior. También fue modificado el procedimiento contemplado en el Reglamento para realizar el examen oral final, ya que lo que establecía dicho Reglamento era impracticable, dado el alto número de examinadores que debería integrar la Comisión. Así pues, el examen oral queda de la siguiente manera: 1. Examen sobre la cédula sorteada y sobre los principios generales de la materia en que dicha célula contiene. 2. Examen sobre Derecho Procesal y Derecho Civil. 3. Disertación sobre el tema de la Memoria de Prueba y examen sobre los principios generales de la materia de que esta compuesta. Creemos que las reformas introducidas al sistema de Licenciatura, la hacen más justa y equitativa, dándole un valor mas preciso y limitado, tanto a la Memoria como al examen oral final; en forma tal, que las Nota de Escolaridad significan en definitiva un 40% de la nota final, teniendo el mismo valor de 40% la nota del examen oral y sólo un 200 la nota de la Memoria de Prueba. No ha terminado, en todo caso, nuestra labor en cuanto al perfeccionamiento de los controles de estudios y exámenes, y esperamos que éstos sean modificados en el futuro próximo, pare asegurar, por una parte, mayor valor al esfuerzo realizado en los años de estudio, y por otra, un control mas completo en las pruebas anuales, para que se traduzcan en una expresión real de lo que el alumna sabe, y no de lo que supo en circunstancias eventuales y que es como se valora hay, preferente y equivocadamente, la mayor o menor capacidad mnemotécnica del alumna.

4. Ingreso al Primer Año.- Conscientes de la necesidad que existía de perfeccionar el sistema de ingreso al Primer año de nuestra Escuela, iniciamos las gestiones necesarias para modificar este régimen. Encontramos acogida favorable en el actual Decano, y presentamos a la H. Facultad una indicación para que se estudiara un nuevo sistema y que tuviera otros antecedentes en vista para proceder a la selección de los candidatos al Primer año, fuera del puntaje de Bachillerato. La H. Facultad, considerando de importancia esta iniciativa y con el objeto de lograr rápidamente otro procedimiento en este sentido, nombró una Comisión especial, compuesta por los señores Luis Cousiño, Alberto Baltra, Armando Uribe y el presidente del Centro. Esta Comisión redactó un reglamento que en sus líneas generales consiste en lo siguiente: 1. Se tomarán como antecedentes para ingresar al Primer año: el puntaje de Bachillerato; las notas de los tres últimos años de humanidades, con la. sola exclusión de los ramos técnicos, y se establece una prueba simple de comprensión y redacción, que, será tomada anualmente por una comisión que la H. Facultad designe; 2. Las notas obtenidas de los antecedentes expuestos, serán ponderadas en igual valor, dividiéndose la suma de ellas por tres, y siendo este el índice de selección final. Precise es dejar constancia que, por las limitaciones materiales, y dadas las circunstancias actuales, no . es posible acoger de buenas a primeras la idea de que no debe limitarse la, matrícula en ninguna forma. Las notas de los últimos tres años de humanidades, permiten paliar el factor suerte del Bachillerato en todo sentido, ya que esas notas revelan la mayor o menor aplicación que el candidato ha demostrado en un lapso importante de su vida estudiantil. Consideramos, Además, que la prueba escrita permitirá apreciar otros factores importantísimos: la mayor o menor facilidad de expresión escrita, la capacidad de asimilación, comprensión, abstracción, a incluso el dominio de la sintaxis y ortografía, cosas estas. que indican, no obstante el ser elementales, una buena parte de la personalidad del candidato a estudiante de Derecho, y que permiten desde luego, eliminar a todos aquellos que no cumplan con requisitos tan primordiales como estos. La H. Facultad aprobó dicho sistema y acordó ponerlo en Práctica a partir del presente año. Sin embargo, con posterioridad se dejó en suspenso la aplicación de la prueba escrita de admisión, considerándose que era necesario realizar un estudio muy detenido sobre los ternas y proyecciones que debía contemplar esta prueba, y se aplicó solo parcialmente el régimen, para lo que se seleccionaría a los candidatos considerando el puntaje de Bachillerato y las notas del segundo ciclo de humanidades, obteniéndose de todo ello un solo cuociente seleccionador. Confiamos que en el próximo año se aplique íntegramente este sistema, que nos parece, viene a paliar considerablemente el anterior, que por su liberalidad y parcialidad no reflejaba efectivamente el verdadero sentido que debe tener una selección de este tipo, impuesta por limitaciones tanto materiales como docentes.

5. Nuevos cursos.- No obstante la indiferencia que al comienzo encontramos entre el alumnado para propiciar la creación estable de algunos cursos complementarios ,a nuestros estudios, solicitamos a la H. Facultad el establecimiento de una Cátedra de Contabilidad, con carácter obligatorio en el tercer año. Demás esta. decir la importancia Práctica del estudio, aunque somero, de nuestro sistema contable para el mejor desempeño de la vida profesional. Sin embargo, la Comisión de Docencia aprobó esta iniciativa, pero solo come curso general y operativo. Corresponde a la H. Facultad conocer el informe de la Comisión de Docencia y fijar la forma del curse, ya que su establecimiento fue aprobado en general por esa H. corporación. Llevados de la idea de complementar nuestros estudios con otros cursos, solicitamos al señor Decano la creación de un curse de Oratoria Forense, iniciativa que no , obstante ser acogida ampliamente, no se ha podido concretar hasta hoy, por no tener horario disponible los profesores de esta materia: Creemos, que en todo caso, se podrá realizar próximamente esta iniciativa que redundara en . beneficios apreciables para nuestra vida -profesional. Acogiendo una indicación de don Luis Cousiño en orden a-establecer un curso del idioma italiano, el Centro se preocupó de divulgar esta iniciativa y lograrnos que se matricularan en .este curso cerca de doscientos alumnos. Aprovechando esta nueva brecha de estudiar optativamente algunos idiomas extranjeros, como medio de lograr otros vehículos propios de comprensión; creemos que será posible el establecimiento de otros cursos de idiomas, tales como francés, inglés y alemán, que permitirá, Además del conocimiento más rápido y directo de- la literatura jurídica y social de los países de esas lenguas, la posibilidad de obtener, quizás, becas para el extranjero, para el estudio de ciencias sociales aparte de las jurídicas.

6. Comisión de festividades conmemorativas del Código Civil: la H. Facultad designó una comisión para que elaborara un programa en homenaje - al Centenario del C. Civil, que estuvo integrada por varios señores profesores y en la que fueron representados los alumnos por el Presidente del Centro. En su oportunidad los compañeros conocieron y participaron en algunos de los actos programados. Lamentablemente y por razones que ignoro, lo programado para el presente año no se ha llevado a la Práctica, con lo cual tampoco pudimos realizar nuestra parte en dicho homenaje -y que iba a consistir en una semana dedicada al Centenario del Código Civil, en la que profesores- y alumnos darían charlas y conferencias, Habría foros sobre Derecho Civil, complementándola con algunos actos académicos. Invitado por la Asociación de Abogados, concurrí en representación del Centro a los actos programados por esa entidad, por la Excelentísima Corte Suprema y la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Santiago en homenaje al Código Civil y a don Andrés Bello. Participé, asimismo, en varios otros actos organizados por diversas instituciones con el objeto ya mencionado.

7. Reglamento de Sesiones de la H. Facultad.- Esa H. Corporación conoció un proyecto de reglamento que algunos de sus miembros presentaron, con el objeto de llevar a la letra algunas normas consuetudinarias por las que se rige dicho organismo. La Comisión de Docencia de los alumnos presentó varias - indicaciones a dicho proyecto, tendientes fundamentalmente a lograr una participación más activa en las decisiones de carácter docente y administrativo de la H. Facultad, y especialmente en busca de un procedimiento que asegurara el funcionamiento más regular y periódico de la Comisión de Docencia de la Escuela. Las razones que en esa oportunidad hicimos valer fueron de que era necesario dar mayor participación a los alumnos en las decisiones docentes, con el objeto de buscar una mayor comunidad entre profesores y alumnos en la vida de nuestra Escuela y lograr de este modo romper la tradicional indiferencia de los alumnos por parte de todo aquello que no sea algo relativo a la fijación de pruebas o exámenes y vacaciones, descuidando lo que constituye la verdadera medula de la Universidad: el propósito común, la unión espiritual a intelectual, destinada a poner constantemente a la Universidad, ,profesores y alumnos, a la vanguardia de los cambios que las ciencias, la sociedad y el hombre experimentan. y requieren constantemente. 8. Reglamento de Investigación Científica.- Con motivo de la discusión del reglamento de la Investigación Científica de la H. Facultad, el Presidente del Centro fue incluido en la Comisión redactora del proyecto de dicho reglamento. Tanto en dicha Comisión como en la H. Facultad, solicitamos la participación de un representante de los estudiantes en la junta de Fiscalización que contempla este régimen. Esta petición fue rechazada por la H. Facultad, estimándose que no era procedente, por significar una expresión de cogobierno, que no esta contemplado en la ley orgánica de Universidades. Sin embargo, se dejo constancia que los alumnos podrían hacer peticiones a dicha junta, tendientes a perfeccionar la investigación. En la parte pertinente a la Biblioteca, ya que también dicho reglamento contempla disposiciones sobre la organización de la nuestra, el señor Decano prometió la inclusión de un representante estudiantil en la junta de Vigilancia, que tendrá por objeto, hacer más expedites la labor de esta parte de nuestra Escuela.

Si bien es cierto, considerábamos que la inclusión de un representante de los alumnos en la junta de la Investigación Científica de nuestra Facultad no significaba aporte de conocimiento ni mayores luces a las finalidades de dicha junta, creíamos en cambio que cualquiera ingerencia de los alumnos en organismos como este, redundaría, a la larga, en una mayor comunidad entre profesores y alumnos, en propósitos en que unos y otros desempeñan papeles esenciales y que se conjugan de tal modo que no se puede hablar ni de investigación científica ni de docencia si no se torna en cuenta al alumno. Pensábamos que nuestra participación en las labores docentes solo vendría a poner en su lugar aquel ya viejo, pero vigente concepto, que entendiera a la Universidad como el ayuntamiento espiritual y cultural de profesores y alumnos. Y por último, nuestra petición encuadraba perfectamente dentro de las resoluciones adoptadas por nuestra Universidad en el último Congreso Latinoamericano de Universidades, en orden a dar mayor participación al alumno en el gobierno de la Universidad.

9. Labor de las Academias y del Centro Deportivo.-Considerando que la actitud permanente de un Centro de Derecho es favorecer el desarrollo de cualquier inquietud física o cultural, nos mantuvimos en permanente contacto con la Academia de Arte y Cultura; con la Academia Literaria y con el Centro Deportivo. Fue así como a la Academia de Arte y Cultura se le destinaron veinte mil pesos del presupuesto del Centro del presente año, pares que siguiera desarrollando la labor de difusión artística y científica que realizara durante el año 1955. Al Centro Deportivo se le compró una nueva mesa de ping-pong y se le facilitaron fondos para sufragar algunos gastos de competencias y torneos deportivos en que participó. En esta misma forma, mantuvimos contacto con la Academia Literaria, que al igual que los organismos anteriores, realizó una magnifica labor al programar y realizar, entre otras cosas, una serie de conferencias y charlas con escritores de gran prestigio en los medios literarios y artísticos del país. Obtuvimos de la Editorial jurídica, el financiamiento de una revista que seria el órgano oficial de nuestra Escuela y que estaría dirigido por la Academia Literaria y por el Centro de Derecho, contando entre sus colaboradores a un grupo de profesores y alumnos. Esperamos que pronto sea editada, para contar así con un vehículo de expresión seria de nuestras inquietudes y problemas. Entrando en la labor especifica de los Centros mencionados, podemos anotar que la Academia de Arte y Cultura ha logrado la participación del Cuarteto del Instituto, Coros del Conservatorio, conjuntos orquestales de ese mismo plantel, Como la actuación de solistas en recitales realizados en nuestra Aula Magna, promoviendo vivo interés en los compañeros por manifestaciones de este tipo. Podemos anotar, también, la participación de conjuntos nacionales de música folklórica y de conjuntos de aficionados de música norteamericana (Club de jazz). Además, en varias oportunidades tuvimos la visita de conjuntos teatrales Como el Teatro Experimental, el Centro de Arte Dramático del Instituto Pedagógico (Cadip) y otros, todo lo cual nos permite apreciar que la labor de esta Academia fue eficiente. En el plano científico, esta Academia organizó varias conferencias, siendo una de las mas importantes, la realizada este año, en el mes de mayo, en la Sala de Conferencias de la Universidad y que fue dictada por el profesor G. Nicolai, sobre la 'Importancia social de la Eugenesia'. Esta misma Academia, por intermedio de sus delegados ante el Instituto de Extensión Musical de la Universidad de Chile, ha logrado una cuota de entradas para los conciertos de la Orquesta Sinfónica de Chile, que alcanza casi al 40°/o de las que se reparten en toda la Universidad, lo que ha facilitado enormemente la asistencia de nuestros compañeros a dichos espectáculos.

10. Participación en Congresos internacionales.- En el mes de julio de 1955 fui invitado, en la calidad de presidente de este Centro, a participar Como observador en el Quinto Congreso Mundial de Estudiantes Universitarios, realizado en Birmingham (Inglaterra) y organizado por Cosec, Secretaria Coordinadora de Uniones Estudiantiles Nacionales, con sede en Leiden (Holanda). A este Congreso concurrieron 56 países y en el se trataron problemas netamente estudiantiles, sin perjuicio de lo cual se adoptaron varias resoluciones en contra de los gobiernos dictatoriales de América Latina, España y otros países.

Estos Congresos no tienen carácter partidista y surgieron Como replica a la organización internacional Ramada U.I.E. que sabemos, ha pasado a ser el instrumento de una determinada Concepción política internacional, lo que ha dificultado la necesaria unidad que debiera existir entre todos los estudiantes del mundo, para poder debatir y solucionar con amplitud de mira y criterio, tantos problemas comunes que hoy nos afectan.

La gran concurrencia de Uniones Estudiantiles Nacionales, Como la seriedad y profundidad con que fueron debatidos los puntos del extenso temario de dicho Congreso, me permite sostener que dicha reunión constituyo un éxito total, pero que desgraciadamente, por nuestra tradicional política de aislamiento en el plano universitario internacional, muy poco o nada podemos obtener de ese tipo de torneos, si no participamos en ellos, sin prejuicios adquiridos a priori por la escasa información que tenemos, o, lo que es peor, por la propaganda calumniosa que ciertos sectores hacen, interesados como están de boicotear y desprestigiar cualquier organismo internacional que pretenda plantearse en un plano de tolerancia y libertad genuina, ya que comprenden que esto amagaría la falsa política internacional en que están empeñados. Representados por los compañeros Luis Labra y Carlos Costanora, en carácter de observadores, nuestro Centro asistió al Congreso Panamericano de Estudiantes de Derecho, que se realicé en el mes de mayo de este año en la ciudad de Porto Alegre (Brasil), y que fue organizado por la Pontificia Universidad Católica de Río Grande do Soul. Este torneo tuvo por objeto el estudio de temas jurídicos y la discusión de problemas eminentemente legales, con la participación de profesores de casi todas las Facultades de Derecho de nuestro Continente. Nuestra delegación tuvo una actuación satisfactoria, siendo invitados ambos miembros a visitar varias facultades y escuelas.

11. Recepción al Primer Año.- Preocupados por organizar una recepción distinta de la que se acostumbraba brindar a los compañeros que ingresan por primera vez a nuestra Escuela, nos propusimos programar una Semana de Recepción que tuviera carácter netamente universitario. Fué así como, durante varios días, se realizaron diferentes actos en que se combinaron la recepción solemne con los espectáculos artísticos que ofrecieron el Teatro Experimental y el Centro de Arte Dramático del Instituto Pedagógico. Por último, la elección de Reina de la Escuela, alcanzando con todo ello, un mayor relieve en la recepción del Primer año, reemplazándose, en esta forma, el reducido Baile de Recepción que debía ser financiado con los exiguos fondos del Presupuesto del Centro de Derecho y que era el único acto de recepción tradicional. La semana dedicada al Primer año terminó con el Baile de Recepción que fué íntegramente financiado con )as entradas que el mismo produjo, quedando, a diferencia de todos los años anteriores, una diferencia a favor del Centro de Derecho que se especificara en la cuenta de Tesorería. A pesar de que varios puntos programados no se pudieron efectuar en esta recepción, es evidente que se dejó el germen de un nuevo tipo de recibimiento a nuestros compañeros de los primeros años, pretendiéndose así .borrar, aunque sea por escasos días en todo un año escolar, la tradicional abatía a indiferencia de los alumnos de esta Escuela. Además, es conveniente hacer hincapié en cómo la buena voluntad de unos pocos compañeros puede organizar este tipo de actividades en forma , tal, que además del agrado y alegria que se les brinda a nuestros compañeros, se evita toda clase de gastos para el Centro de Derecho y, aun mas, puede ser incluso una fuente de ingresos apreciable pare el Centro.

12. Departamento de Radio.-Con el objeto de mantener a nuestros compañeros informados tanto de las actividades del Centro de Derecho, cuanto de todo lo que dice relación con las Academias Culturales y Centro Deportivo, así como cualquier otra información de interés general, adquirimos un equipo amplificador que, instalado convenientemente, viniese a llenar esta necesidad material de gran importancia. Fundamental para la adquisición de este equipo, fue el aporte de $ 30.000 hecho por la Dirección de la Escuela a través de la persona del actual Decano, gesto que tengo la satisfacción de agradecer una vez mas al señor Decano, en nombre de todos mis compañeros. El costo total del equipo de amplificadores fue de alrededor de $ 95.000, contando la instalación. Debo hacer notar que el gasto del Centro de Derecho en la instalación y adquisición de dicho equipo sólo fué del orden de los $ 65.000.

13. Teléfono.- Otra necesidad que hubo que satisfacer, fué la de tener un teléfono para el use de los alumnos. No obstante que se pretendió conseguir un teléfono de use gratuito; sólo nos fue posible conseguir la colocación del que actualmente funciona en nuestro Casino, con lo que hemos podido comprobar que, sin embargo; se ha solucionado la necesidad que su falta ocasionaba.

14. Cambio de concesionario del casino.- Como estimo necesario explicar cualquier actitud que se haya tomado frente a puntos que atañan a la gestión que se nos ha encomendado, me referiré brevemente al cambio de concesionario del Casino de la Escuela, con el objeto de puntualizar ciertos hechos que fueron, tergiversados y mal interpretados por algunos compañeros con motivo del reemplazo del concesionario. Al entrar en funciones, como Presidente de este Centro, notifiqué al anterior concesionario que no se le permitiría el alza de los precios en las mercaderías puestas al expendio sin una previa autorización del Centro. Asimismo, quedaba terminado el sistema de crédito que concedía a los alumnos, pues tal sistema los perjudicaba a ellos mismos, pues los saldos impagos eran, indefectiblemente, cancelados por los mismos compañeros al ser alzados los comestibles en un porcentaje destinado a cubrir dichos saldos. Ninguna de estas prohibiciones fue cumplida por dicho concesionario y, por el contrario, en varias oportunidades alzó las mercaderías a precios absolutamente desproporcionados con el alza que habían experimentado los costos en cada caso. Al ser requerido para que diera razón de su proceder arbitrario, notificó al Centro que no podía continuar atendiendo el Casino si no se le permitía el alza inmediata y en la forma por lo demás acostumbrada. La 'resolución del concesionario del Casino fué puesta en conocimiento de la Dirección de la Escuela, la que, en la misma forma que el Directorio del Centro de Derecho, la acogió y fijó como plazo máximo para que dicho concesionario permaneciera en funciones, la terminación del año escolar de 1955. Abierto un concurso para ocupar la concesión del Casino y examinados los antecedentes por una comisión designada por el señor Decano y que estuvo integrada por el mismo Decano, el presidente del Centro de Derecho y los compañeros Mario Escalona y Juan Agustín Figueroa, se procedió a otorgar la concesión. A don Alfonso Farias, sujeto a las limitaciones siguientes: los precios de los artículos de venta serían fijados por una comisión compuesta por la Dirección de la Escuela, el concesionario del Casino y -representantes de los alumnos. La atención es exclusivamente para los alumnos, profesores y personal docente y administrativo de la Escuela, quedando estrictamente prohibida la atención a personas ajenas a la Escuela. No se podrán vender bebidas alcohólicas. Se deberán mantener todos los .artículos a precios mas bajos que en .el comercio general de fuentes de soda, siendo todo controlado por la comisión fiscalizadora mencionada. Comprendemos que el cambio puede no ser del agrado de todos los compañeros, mas creemos que no era otro el proceder que correspondía frente a las malas Prácticas, del anterior concesionario, que perjudicaban directamente los intereses de los alumnos.

15. Fijación de fechas de exámenes y vacaciones.- Con el firme propósito de lograr de una vez por todas el término de los exámenes, de fin de curso el día 31 de diciembre en lugar de la segunda quincena de enero, lo que es tradicional en nuestra Escuela de Derecho, se llegó a un acuerdo con la Dirección, acuerdo que posteriormente aprobó la Honorable Facultad. Tal acuerdo consiste en suprimir una semana de vacaciones de invierno durante el mes de julio y fijar como fecha del termino total de clases y pruebas el día 20 de octubre, de modo que los exámenes finales comiencen impostergablemente el 5 de noviembre. Si se cumplieran tales fechas, como lo esperamos, podemos tener como primer día de nuestras vacaciones el 19 de enero, en vez del 15 o 20 de enero como sucedía en años anteriores.

16. Un delegado mas a la Honorable Facultad.- Con el objeto de lograr una mayor continuidad- en la labor de los representantes de los alumnos ante la Honorable facultad, solicitamos del señor Decano y de esa Honorable Corporación, que el presidente anterior del Centro de Derecho, pasara a ser delegado por . derecho propio ante ese organismo. Tal, petición, que fue aceptada tanto por el señor Decano, como por la Honorable Facultad, permitirá, en el futuro, una labor mas continua al Centro de Derecho, así como un mis efectivo acercamiento entre alumnos y profesores.

17. Sesiones del Centro de Derecho y actuaciones de los delegados ante la H. Facultad y la FECH.- Durante los seis meses hábiles que duró el Directorio de este Centro, se realizaron 37 sesiones, de las cuales 23 fueron extraordinarias. La asistencia de los delegados fue regular. En este mismo tiempo, la Facultad realizó sesiones. La asistencia de los delegados fue la siguiente: el compañero Juan Agustín Figueroa y el presidente del Centro asistieron a todas las sesiones; el compañero Francisco Cisternas dejó de asistir a 4, y el compañero Julio Stuardo solo asistió a 2. La asistencia a las sesiones de la FECH de nuestras delegaciones fue satisfactoria y sólo obtuvimos la eliminación de un delegado por inasistencia. El Comité Ejecutivo del Centro tuvo cinco sesiones, a las que concurrieron todos sus miembros.

18. Tesorería.-Me limitare a dar a conocer las cantidades globales de los gastos a ingresos totales que el Centro tuvo:

Entradas:

 1955-1956:  ----
 - $ 82.250 Fondos del Centro.
  -  ' 109.000     '           '        '
  -  ' 175.000 Baile de recepción
  - $ 366.250
Gastos:
 1955-1956:  ---
 -- $ 142.000 Gastos generales.
 -  ' 154.000 Baile de recepción.
 - $ 296.000
 Saldo : $ 65.000 m/m.
19. Cuenta política.-La labor en este aspecto se puede sintetizar expresando que el Centro emitió doce declaraciones fijando su posición y pensamiento en problemas de política internacional y nacional, tanto de carácter propiamente universitario como general, siguiéndose así la tradicional actitud mantenida por nuestro organismo, de expresar el pensamiento de los jóvenes estudiantes de Derecho frente a los problemas en que se enfrenta el país y el mundo en general.

20. Paros y huelgas.- Durante el ejercicio de este Directorio sólo debemos anotar dos paros: del 21 al 24 de junio de 1955, en apoyo a los estudiantes de la Universidad de Concepción, y el del 2 de agosto de 1956, como protesta a la intervención en la política universitaria iniciada por el actual Gobierno al aplicar la Ley de Defensa de la Democracia, legislación inconstitucional, frente a la cual los estudiantes universitarios y, en especial, los estudiantes de Derecho, han expresado su más enérgico repudio en repetidas oportunidades.

21. Agradecimientos. - No deseo terminar, sin antes agradecer la colaboración y la critica constructiva que recibí de mis amigos y compañeros y nombrar, a riesgo de olvidarme de muchos de ellos, a Juan Agustín Figueroa, Gastón Oyharçabal, Mario Escalona, Luis Ratinoff, Alfredo Gutiérrez, Orlando Cantuarias, Nayo Rojas, Luis Ortiz, Emilio Saavedra, Juan Colombo, Carlos Rubio, Hernán Quintana, Octavio Tinsly, Emilio Morgado, Orlando Neira, Alfredo Nazar, José Nazar, José Rimsky, Andrés Bianchi Edmundo Fuenzalida y muchos otros, que con el propósito desinteresado e inspirados en lograr siempre una buena labor del Centro, estuvieron prestos a colaborar y trabajar en las tareas más difíciles y silenciosas. Párrafo aparte merecen los compañeros que prestaron su valiosa a importante cooperación, desempeñando uno de los cargos mas difíciles y laboriosos: la Secretaria del Centro. A mis amigos Gastón Oyharçabal y Emilio Saavedra, debo darles las gracias. En esta ocasión, pues con la dedicación silenciosa, con el esfuerzo que pusieron desinteresadamente, hicieron posible, también, la labor efectuada.

Debo también agradecer a aquel grupo de compañeros que hizo posible la recepción al Primer año, y por ello no puedo dejar de anotar los nombres de las compañeras Janine Miquels Fresia Fernández, Berta Sureda, Silvia Lazo, Maria Brito, y de los compañeros Miguel Avila, Eugenio Herrera, Humberto Undargarin, Ricardo Donoso, Edgardo Vidalón, Felipe Sierralta, Aníbal Palma, Neptuno Rossel y Sergio Yaber. Sabiendo que muchos se me escapan de la memoria, debo agradecerles a todos ellos, muy sinceramente, el esfuerzo que aportaron. Finalmente, no puedo dejar de agradecer la eficaz ayuda y consejo que tuvimos del señor Decano, don Darío Benavente, del Secretario de la Facultad don Luis Cousiño y de los profesores don Eugenio Velasco y don Máximo Pacheco, sin lo cual no Habríamos podido realizar mucho de lo que hicimos.

22. Proyecciones futuras.- Tarea inmaterial pero que debemos anotar en este momento, fue la que nos propusimos llevar a cabo al propender a un mayor acercamiento entre los profesores y alumnos. Consideramos que de la mayor convivencia entre los que enseñan y los que aprenden, puede surgir el verdadero espíritu universitario que exige una colaboración estrecha, espiritual y cultural, entre maestro y discípulo, única forma autentica que permite hacer de la Universidad una casa de estudios superiores. Estimamos, por otra parte, que cualquiera iniciativa tendiente a perfeccionar nuestros estudios jurídicos y a ponerlos al día con las necesidades sociales, debe surgir del estudio serio y mancomunado de uno y otro factor de la docencia. Por todo esto, insistimos siempre ante la Honorable Facultad; en la Comisión de Docencia y en todas las oportunidades que tuvimos, sobre la necesidad que existe de relacionar íntimamente al alumno y al profesor, mas allá de la exposición de una clase, de un examen o de una prueba, creando entre ellos un vinculo mas sólido que signifique la superación de la abatía a indiferencia de los alumnos por los problemas docentes y una mayor comprensión por parte de los profesores de las inquietudes que surgen en. Los espíritus de la gente joven que estudia: de la experiencia de unos y de la acción innovadora de otros, resultara un efectivo progreso tanto para los estudios como para el significado mismo de nuestra carrera. Pretendimos este año la realización de una Semana de Pedagogía jurídica, en que profesores y alumnos estudiaran todos los problemas docentes, y de la cual pudieran surgir las líneas iniciales de una reforma integral y auténtica de nuestros estudio, pero desgraciadamente, por razones ajenas a nuestra voluntad -realización de un Congreso de Filosofía en nuestra Escuela; participación de varios profesores en el, y por último, el hecho de encontrarse el alumnado en vacaciones- impidieron que se llevara a efecto esta reunión. Consideramos, sin embargo, que será necesario intentar nuevamente, y a corto plazo, la realización de estas semanas de Pedagogía jurídica.

23. Enjuiciamiento crítico. - No podría terminar esta relación sin hacerme cargo de algunas criticas que se hizo a nuestra gestión, y en particular, al presidente del Centro. Sobre lo primero, se ha dicho que descuidamos. El aspecto político de la labor del Centro. Yo quiero hacer saber a aquellos compañeros que entienden por labor política de un organismo coma nuestro Centro, la discusión académica de ciertos problemas que la vida diaria ofrece, que entienden por labor política de un Centro de Derecho la declaración romántica sobre tal o cual suceso, que entienden por la política la frase bonita y el discurso ampuloso, que estimo que la labor política, que la Política con mayúscula, es mas que todo eso; que es la actitud constante y eficiente para solucionar los problemas que directamente aquejan a un grupo determinado; quiero hacer saber a esos compañeros, que labor política en un Centro de Derecho es estudiar y solucionar seriamente los problemas docentes que nos afectan; quiero hacer saber a esos compañeros que hacer labor política es cumplir con el programa que se ofreció realizar; quiero hacer saber a esos compañeros que la labor política seria, no puede confundirse con la demagogia política, confusión en que parecen incurrir; quiero hacer saber a esos compañeros que es labor política el no aspirar en lo inmediato a la victoria definitiva de las peticiones para mejorar nuestros estudios, sino a procurarse mejores armas de lucha; quiero hacer saber a esos compañeros, por último, que es labor política haber obtenido la materialización de muchas necesidades que teníamos, y que hoy ya no existen. Debo agregar que antes que buscar el prestigio del Grupo Político a que pertenezco, o de buscar el mío propio, busque siempre mantener el prestigio del Centro de Derecho de la Universidad de Chile; con propósitos serios,evitando hasta donde me fue posible la improvisación en la acción, quise demostrar que no sólo éramos capaces de preocuparnos de los aspectos meramente prácticos de la política. Busqué siempre, antes que el halago ruidoso, la acción efectiva para solucionar nuestros problemas; nunca trepidé en adoptar actitudes que, aunque impopulares, significaban un efectivo beneficio para mil compañeros; sacrifiqué el propósito mezquino que muchas veces guía a quienes deben dirigir, de ser más querido y popular entre sus electores, adaptando para esta pretensión posiciones fáciles y anodinas, haciendo en cambio, lo que me parecía más justo y útil para todos, aunque esto es siempre mas difícil. Antes que sentirme un representante mas de un grupo político, me consideró siempre presidente de todos mil compañeros, y, por sobre los intereses de sectores, prefreí siempre satisfacer los intereses generales. Creo que prestigiando el organismo que dirigía, prestigiaba a mi grupo y a las ideas Políticas que sostengo.

Hoy, la más intima y sincera satisfacción que me queda, es la de haber cumplido con buena parte del programa que propicié, y, repito, la única ambición que siempre tuve fue la de cumplirlo íntegramente. Frente a las apreciaciones subjetivas de lo que hicimos y dejamos de hacer, esta la labor realizada; frente a las calificaciones negativas con que algunos se han dirigido a directores y al presidente del Centro, enumeramos: los puntos de nuestro programa cumplido; frente a los errores que posiblemente cometimos, exigimos que se nos reconozca el no haber cometido el más grave de todos: 'no hacer nada.'; y frente a la tarea realizada; los estudiantes tienen la palabra.