Bibliografía

  • Bibliografías de Obras de Ciencias Jurídicas y Sociales publicadas en Chile durante el año 1956

Resumen

-

Abstract

-

Nociones Elementales de Derecho del Trabajo, por Francisco Walker Linares. Editorial Nascimento. 1956.

Francisco Walker Linares no requiere presentaciones. Agregar adjetivos a su personalidad de resonancia Americana en las actividades intelectuales y universitarias, seria redundancia. Mas, conviene a veces que el común de los ciudadanos sepa, de quienes, en campos generalmente ingratos, dedican sus esfuerzos a la paciente elaboración de las formas de la cultura en su país según el adecuado desenvolvimiento del progreso y también como muro de contención de los desbordes a que puede arrastrar un exceso de materialidad, de riqueza o de técnica. Profesor, gran profesor -más de treinta años de c á t e d r a brillantemente ejecutada-, desde donde ha dado esa bella y escasa cualidad, característica suya, ser siempre culto y mantenerse en los limites de la justa medida y discreta proporción de las cosas, tanto respecto de personas a instituciones, como de ideologías y de los sistemas que, en variada policromía, ha discurrido la mente humana para entretenimiento de los aficionados a lo intelectual o para poner en aprietos la inteligencia y llevarla a combativa discusión de escuela, de quienes de verdad cultivan diversas disciplinas del saber. Director de grandes realizaciones culturales, ha puesto su actividad al servicio de la Comisión Chilena de Cooperación Intelectual y de miss de treinta Institutos Binacionales de Relaciones Culturales, creados por ésta con la colaboración de Amanda Labarca, Juvenal Hernández y José Santos González Vera. Escritor y crítico de literatura, arte y teatro, ha publicado artículos y obras que van llevando las ricas dotes de su intelectualidad. Pero, ha sido la disciplina última en llegar a tomar carta de ciudadanía en el mundo del Derecho, lo que ha merecido sus preferencias; y así entrega al conocimiento público sus 'Nociones Elementales del Derecho del Trabajo', que ahora recibimos en su quinta edición salida de las prensas de Nascimento. Sigue el uso y costumbre de los grandes tratadistas de América: Cesarino Junior, Mario de la Cueva, Krotoschin, Antokoletz, Caldera, etc., y de Europa, como Pic, Balella, García Oviedo, Paul Durand, etc., q u i e n e s dan a su obra un nombre que cubre mayor dimensión y denominan 'Derecho del Trabajo' -como si fuera un estudio de los principios y normas jurídicas valederas universalmente- a lo que es tratado de legislación nacional que ha regido y está vigente en el país en que el autor escribe. Sin embargo, en el caso del profesor Walker Linares, la parte propiamente de legislación positiva nacional va precedida, a modo introductorio diría yo, de un estudio desarrollado en los seis primeros Capítulos, de temas generales y fundamentales, cuyo conocimiento es necesario para adentrarse en el profundo y proceloso océano de la legislación laboral y provisional. Trata el profesor Walker, en estos Capítulos, de una 'Introducción', seguida de la 'Evolución del Trabajo' y la problemática de sus planteamientos en la 'Cuestión Social', de la 'Política Social Contemporánea', con su variadísima fundamentación en las 'Doctrinas Sociales' y su no menos variada sistematización en las diversas Escuelas que pretenden poseer la exclusividad de la solución de negocios tan arduos y de la 'Intervención del Estado' a través de los órganos gubernamentales que operan en el plano nacional, y de la O. I. T. que actúa en el campo internacional, a modo de organización supraestadual, un mucho burocratizada y de lento proceder, pero de enormes beneficios para la legislación del trabajo, a la que ha dado uniformidad y perfeccionamiento, y de positivo provecho para empresarios, trabajadores y gobiernos.

La Legislación Chilena del Trabajo es el contenido de los once Capítulos restantes que están presentados siguiendo el Orden de materias de nuestro Código del Trabajo y que establece el Programa de la Facultad para el estudio de esta disciplines; rama frondosa desprendida del robusto tronco del viejo Derecho Civil y que hoy es disciplina trascendental cuya extensión va aumentando en forma de amenazar con la disminución y tal vez con cierta relativa desaparición de disciplinas jurídicas más antiguas. Formulan algunos la exigencia de revisar esta legislación y en su temerosa actitud llegan hasta hablar de la necesidad de frenar su crecimiento, con lo cual desconocen que la ley universal de la evolución, que va provocando hondas transformaciones Económicas y sociales, requiere para éstas una forma jurídica adecuada que ha de traducirse en la legislación que cada país implante dentro de sus propias características y circunstancias. El Derecho del Trabajo y sus correspondientes normas legales son, hoy por hoy, el norte y guía del desarrollo de los pueblos; ellos dan la justa medida que ha de ser aplicada a los nuevos tiempos, ya que las viejas formas del mundo en que hemos nacido no merecen conservarse, enmendarse, ni restaurarse, según la expresiva frase de Peter van de Merr de Valcheren. Las 'Nociones Elementales de Derecho del Trabajo', del profesor Walker Linares, son una obra de positivo interés, que merecerá elogios de la crítica y colocan a aquel entre los autores que dan prestancia y enriquecen la literatura jurídica del Trabajo en estas tierras de América.

Historia Constitucional de Chile, por Fernando Campos Harriet. Editorial juridica de Chile. 1956.

En el mediodía de su talento y capacidad creadora, don Fernando Campos Harriet ha dado a la publicidad una Historia Constitucional de Chile que confirma una vez más la extraordinaria vocación de nuestra raza por los estudios históricos. El ex profesor de la Universidad de Concepción y actual catedrático del ramo de la Universidad de Chile, sólo ha pretendido proporcionar un texto a sus alumnos del Primer año de la Escuela de Derecho; pero, desbordando esta intención, ha escrito una obra particularmente valiosa, amena y personal, que interesará a legos y a expertos.¨ Siguiendo un criterio metodológico inspirado en Leibnitz y que es usual en los modernos tratadistas, el autor divide su trabajo en dos partes: la 'historia interna' y la 'historia externa'. La primera (quo es una historia de Chile en sentido amplio), abarca las dos terceras partes de la obra y expone la evolución política, cultural y sociológica del país desde la conquista hasta la época contemporánea. Después de bosquejar a grandes rasgos este inmenso gobelino de cuatro siglos de la vida nacional, el profesor Campos dedica el último tercio de su libro, que es la parte propiamente especializada, a delinear el detalle de la evolución institucional y jurídica del país ('historia interna') estudiada a través de sus principales textos constitucionales y legales. Con un espíritu auténticamente universitario, que da por sabidos los detalles episódicos, el profesor Campos no se detiene en la descripción minuciosa de los acontecimientos, pares exponer más bien, las grandes tendencias evolutivas que van impulsando la marcha de la historia. Las batallas de Chacabuco y de Maipú o las alternativas de la Guerra del Pacifico, por ejemplo, tan explicadas en los manuales corrientes, sólo merecen en este libro unas pocas lineal; en cambio, el autor consagra capítulos enteros, de penetrante originalidad, al esclarecimiento de tópicos de tanta trascendencia como la 'formación de la raza'; el régimen de gobierno y administración, de tierras y de trabajo durante la 'dominación española' (no habla de 'la colonia', porque rechaza fundamentalmente este concepto); las causas de la independencia, la labor educacional, administrativa y Económica de los sucesivos gobiernos de la República; la obra visionaria de Portales y de los Mandatarios conservadores; el parlamentarismo, la génesis y desarrollo de los partidos políticos, la formación de la clase media, el crecimiento del poder electoral, etc. Incidentalmente, el cuadro se completa con útiles menciones de fechas de acontecimientos y agudos bocetos de las grandes o pequeñas figuras de nuestra historia. En su estilo ágil, chispeante, a menudo literario, el autor traza también cortas a incisivas pinceladas biográficas. Leamos, por ejemplo, lo que dice de Francisco Bilbao: 'Era de carácter suave y bondadoso, que contrarrestaba con sus apocalípticas arengas revolucionarias;.tenia una figura romántica; usaba melenas; sus costumbres eran austeras. Una especie de santo laico y anticlerical. Sus nociones científicas y filosóficas carecían de solidez y su estilo era declamatorio. A Arcos se le considera el precursor del socialismo chileno; a Bilbao, se lo disputan radicales y demócratas' (pág. 264). don Jorge Montt aparece caracterizado en forma aun más lacónica: 'Hombre sin ambiciones Políticas, modesto, sin partido político determinado, aceptó la Presidencia únicamente cuando se convenció de que no había otra solución. Era justamente un Mandatario de estas características lo que deseaban los partidos vencedores, una especie de 'Rey Constitucional'. Para instaurar un régimen parlamentario, nada más adecuado que el pundonoroso marino. Fué la 'Reina Victoria' de los parlamentaristas'. (Pág. 401). En dos o tres rasgos, queda fijada certeramente la estampa del personaje. En cuanto a las apreciaciones generales del proceso histórico, Fernando Campos emite juicios muy exactos, ponderados y ecuánimes. La obra del 'peluconismo', primero, y mas tarde de los conservadores, se destaca, sin palabras superfluas, como la columna vertebral de la etapa organizadora de la República. Las leyes sociales del siglo XX son reconocidas también, como obra de esta colectividad, cuya división en los últimos años lamenta como un verdadero desastre acaecido a un 'gran partido, reserva histórica de la nación en sus momentos de angustia'. (Pág. 588). Sin embargo no podríamos subscribir igualmente todas las opiniones del autor, tales como su tendencia a excluir de la vida pública las cuestiones doctrinarias y su notorio rechazo de la tesis de que un político debe definirse por sus ideas religiosas. (Pág. 384). A este respecto, nos quedamos con la profunda concepción de Donoso Cortés, que en toda gran cuestión política ve siempre envuelta una gran cuestión teológica, sosteniendo que al compás mismo con que disminuye la fe, disminuyen también las verdades cívicas, sociales o Económicas de este mundo. (Ensayo sobre el catolicismo, el liberalismo y el socialismo, libro I, cap. I). Pero, por encima de ocasionales discrepancias, debemos señalar esta obra del profesor don Fernando Campos Harriet como una exposición a interpretación muy notables de la evolución nacional y como un aporte de indiscutibles méritos a la ciencia histórica y a la literatura pedagógica chilenas.

Comentarios Bibliograficos Sobre Los Anales De La Facultad De Ciencias Juridicas Y Sociales De La Universidad De Chile, Tercera Epoca, Vol. Ii, Enero A Diciembre De 1955, N? 4.

Revista Atenea. 'Ha aparecido el N° 4, volumen II, enero a diciembre de 1955, de esta publicación de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile: Podría pensarse que en ella abundan los trabajos de pura especialización y que su lectura sólo interesará a quienes han disciplinado su espíritu en los rigores de las ciencias jurídicas. La verdad es que el rico material que figura en estos Anales atrae a cuantos se inquietan por los problemas de la cultura, tanto más cuanto gran parte de ellos esta destinado a don Andrés Bello con motivo del centenario de la promulgación de nuestro Código Civil; y bien sabemos que el ilustre venezolano abarcó en sus estudios a investigaciones el saber enciclopédico, con una amplitud y profundidad propia de los grandes renacentistas. Entre los trabajos dedicados a don Andrés, destacan los de don Pedro, Lira Urquieta, de don Sergio Vivanco Patri, de don Julio Escudero y, particularmente, el de don Carlos Vicuña, titulado 'La lengua del Código Civil'. Se rinde también homenaje a José Ortega y Gasset con motivo de su muerte. don Gustavo Lagos M a t u s ahonda en un magnifico ensayo sobre 'El pensamiento social .de Ortega y Gasset'. Cabe también subrayar el recuerdo que se hace del culto y cordial catedrático don Gabriel Amunátegui. Entre los, actos académicos, la recepción de don Humberto Bianchi Valenzuela como Miembro Académico de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile, señala, un suceso que no debe pasar inadvertido dada la alta calidad intelectual y moral del ilustre magistrado que es recibido en el seno de dicha Facultad. Largo sería hacer una reseña, de esta importante publicación. Creemos que es de las mejores, en su índole de Chile y América. Por eso nos complacemos en expresar nuestras felicitaciones a su Director, el joven catedrático don Máximo Pacheco Gómez:' Revista Atenea. Año X X X I I I. Tomo XXIV. Nº 370, p. 248).

Revista Extremo Sur. 'Este número, dirigido por Máximo Pacheco Gómez trae un selecto material en homenaje al centenario del Código Civil, destacándose especialmente el del conocido escritor y jurisconsulto don Carlos Vicuña F., sobre 'La Lengua del Código Civil'. Su estilo claro y preciso, la originalidad para enfocar el tema y el conocimiento y versación sobre la materia que estudia, hacen de este trabajo un ensayo que perduraría como indispensable material de consulta. Completan los trabajos científicos: 'El Código Civil y su Época', de Pedro Lira Urquieta; 'Génesis del Código Civil', por Sergio Vivanco; 'Andrés Bello, chileno legal', por Julio Escudero. Entre los actos académicos y oficiales figura el homenaje de recuerdo al profesor Gabriel Amunátegui Jordán, realizado en el Aula Magna de la Escuela de Derecho. 'Se incluyen los discursos del profesor Jorge Guzmán Dinator, del Decano de la Facultad de Filosofía y Educación, don Eugenio Pereira Salas, quien recalcó entre otros conceptos: 'Fué el maestro estimulante; no fueron sus lecciones una fría disertación memorizada, sabía animar las materias, colocando al alumno frente a la problemática del ramo, dentro de una rigurosa jerarquía científica de valores. Fué un apasionado defensor del concepto de libertad, entendido a la manera de Kant, Como esa decisión voluntaria, individual o colectiva, conforme al sentido y a la razón, o que presupone siempre una ley. 'Por eso en la militancia política de su vivir supo, sin claudicaciones, levantarse en la hora oportuna, la hora del peligro, en defensa de estos principios que gran la esencia de su espíritu y moldeaban su comportamiento cívico. 'Los alumnos están representados por don Joaquín Fontbona. 'Finalizando Carlos Varas Olea, quien evocó al amigo palpitante siempre de inquietud y ternura. Entre los homenajes a Ortega y Gasset se incluye el discurso del profesor Aníbal Bascuñán Valdés, en un acto efectuado en el Salón de Honor de la Universidad de. Chile. Un discurso sobre 'El Pensamiento Social de Ortega y Gasset', del profesor Gustavo Lagos Matus, constituye un estudio serio de un aspecto de su pensamiento filosófico. 'Se reseñan otros actos y la labor de la Escuela e Institutos dependientes de la Facultad, constituyendo este Boletín un índice de la alta calidad científica y universitaria que existe en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile'.